Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Oso polar: Color

Los osos polares ¿son realmente blancos?. El pelaje de un oso polar no es blanco: en sí mismo carece de color. Parece blanco porque posee infinidad de diminutas burbujas de aire cuya función es importantísima en el aislamiento térmico del animal. Estas burbujas de aire, actúan como si fuesen partículas en suspensión, dispersando la luz incidente, haciendo que la apariencia sea blanca. De un modo parecido, los ojos de los niños recién nacidos frecuentemente parecen azules porque las partículas de materia del iris son capaces de dispersar preferentemente la luz azul y todavía no se han sintetizado los pigmentos oculares definitivos.