Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Aleación

La investigadora Lucy Ziurys y sus colaboradores de la Universidad de Arizona han conseguido por primera ve en la historia en unir átomos de metal a una molécula de gas (metano), creando así un compuesto nuevo, cuya estructura han estudiado con total exactitud. Ello podría ser de gran interés para poner a punto nuevos procesos de producción en la industria química, para la síntesis de compuestos orgánicos, y para el desarrollo de medicamentos. El metano es muy inerte pero con la adición de los átomos metálicos se hace mucho más reactivo lo que lo hace más propenso a reaccionar con otras sustancias. Así, es posible entonces usar el metano activado para elaborar, por ejemplo, metanol.