Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Gigaflops

Tras los problemas de Intel con su procesador Pentium, la empresa americana necesitaba algún éxito resonante. Lo acaban de lograr en los laboratorios Sandia de Nuevo México, mediante la utilización de dos superordenadores Intel Paragon, dotados de procesadores 6786, consiguiendo duplicar la marca mundial de velocidad de computación, que estaba en manos de la japonesa Fujitsu, con 170,4 miles de millones de operaciones (gigaflops) por segundo. Los superordenadores de Intel, con sus procesadores en paralelo, han alcanzado la cifra de 281 gigaflops.