Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Realidad virtual

La tecnología de la realidad virtual está frenada actualmente por las limitaciones de los cascos de realidad virtual y por las pantallas de cristal líquido que poseen para cada ojo. El peso del casco puede superar un kilo y las pantallas tienen poca resolución, por lo que pronto se originan náuseas, dolores de cabeza, etcétera. Por ejemplo, un prototipo usado por el ejército americano, con resolución semejante a la pantalla de un ordenador, cuesta un millón de dólares por unidad. Por ello, aunque la realidad virtual llegará a invadirnos, sin embargo, es posible que ello no ocurra hasta dentro de 8 o 10 años.