Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Gorilas virtuales

La nueva y principal atracción del gran zoo de Atlanta no es un nuevo rinoceronte albino o un panda gigante, sino unas docenas de gorilas que no existen, se han producido electrónicamente y se exhiben mediante sistemas de realidad virtual, suministrando a los espectadores unos cascos que les permiten la observación tridimensional e incluso la interacción a través de un mando tipo "joystick". Los cibergorilas y su mundo virtual se han desarrollado por un equipo científico, que intenta mostrar las complejidades de las sociedades de gorilas viviendo en su hábitat, que es análogo al que viven, realmente, los gorilas reales del zoo, una amplia zona de la que se ha recreado cibernéticamente hasta el último árbol. Este será el primer paso para la construcción de un verdadero zoo completo virtual.