Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Biomedicina

Biomedicina
La primera aplicación médica de las fibras ópticas se llevó a cabo en 1957 por Basil L. Hirschowitz y Lawrence Curtis, de la Universidad de Michigan, concretamente con un sistema de imágenes, llamado fibrascopio, construido para observar el estómago y el esófago. Actualmente, existen instrumentos parecidos que permiten llegar, explorar y actuar adecuadamente, en múltiples regiones del cuerpo humano.