Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Ballenas

En las Bahamas se están haciendo las primeras pruebas de un robot submarino, que funciona como un torpedo zigzageante, capaz de oir los sonidos de las ballenas tanto los de baja como los de alta frecuencia, para ayudar a que los barcos las eviten, sobre todo aquellos dotados con sonar que parecen haber sido responsables de numerosos daños a esta especie en el pasado con motivo de maniobras militares u otras tareas. Su capacidad de inmersión supera los 200 metros y los datos que capta los envia a una base directamente o via satélite. Actualmente, sus baterias han de recargarse cada dos meses, pero una nueva versión en preparación, permitirá una duración de la carga por más de 5 años.