Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Witricidad, ¿para cuándo?

Witricidad, ¿para cuándo?
Ilustración :: ÁLEX

En junio del año 2007, en esta misma sección, nos hacíamos eco de la publicación en la revista SCIENCE de la investigación liderada por el profesor Marin Soljacic, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en la que explicaba haber realizado el sueño de Tesla, la transmisión de electricidad de una fuente emisora a un aparato consumidor, sin necesidad de cables. El sistema, bautizado con el nombre inglés de witricity (castellanizable como witricidad) abriría unas enormes posibilidades prácticas si llegara a plasmarse en aplicaciones prácticas. Imagínense que con la existencia de un emisor en cada habitación de una vivienda podrían desaparecer prácticamente los cables presentes en nuestros hogares necesarios para iluminación, funcionamiento de los electrodomésticos, cargar desde un móvil a un coche eléctrico, etc.. La colaboración se puede consultar en  http://servicios.laverdad.es/cienciaysalud/7_2_97.html). Poco más de dos años después, ¿cuál es la situación actual de un tema tan práctico y prometedor?.

HISTORIA
Tal como exponíamos el año 2007, la transferencia inalámbrica de electricidad se basaba en un fenómeno de resonancia magnética, a baja frecuencia de dos bobinas magnéticas, con lo que se consigue transferir, a distancias no muy largas, la energía electromagnética de la primera bobina (alimentada por la red) a una segunda bobina resonante, aunque haya obstáculos físicos intermedios tales como paredes. En ésta segunda bobina la energía se transforma parcialmente en electricidad (aproximadamente un 60% en aquellas pruebas) que sirve para hacer funcionar el instrumento o aparato en el que está instalada.

El primer éxito obtenido fue encender una bombilla eléctrica de 60 watios, sin cables, a una distancia de dos metros, usando dos bobinas inductivas de cobre de 5 vueltas y 60 cm de diámetro, con aproximadamente un 45% de eficiencia Las bobinas resonaban ambas a 9,9 MHz y mientras una de ellas estaba conectada a la fuente de energía, la otra lo estaba a la bombilla. Con esta configuración se logró hacer funcionar a la bombilla, incluso cuando la línea directa entre las bobinas se bloqueaba mediante obstáculos, como paneles de madera.
 
Lógicamente el MIT patentó el procedimiento y Soljavic creo una empresa WITRICITY, en la que también trabajan otros colaboradores científicos como John D. Joannopoulos y Peter Fisher. Por ahora, tienen 15 empleados, una cifra modesta para una empresa cuyos productos pueden revolucionar nuestros modos de vida. Las principales dificultades a resolver siguen siendo mejorar el alcance de la transmisión que, por ahora, se limita a unos pocos metros, ya que los dispositivos receptores deben estar a no más de un cuarto de la longitud de onda del emisor, así como incrementar el rendimiento de la transmisión energética, para que se acerque al deseable 100%.

Otro problema es el de la opinión pública. Por supuesto, el procedimiento no es nocivo para la salud aparte de que los campos magnéticos  interactúan de manera muy débil con la materia viva. Sin embargo, la gente desconfía de estos sistemas por desconocimiento, pensando en que la electricidad viaja por el aire (eso existe y se llama rayo) aunque en este caso lo transmitido sean radiaciones electromagnéticas no nocivas, como tantas otras con las que convivimos diariamente.

REALIDADES
Alwayson es una organización que anualmente (a través de los GoingGreen East Top 50) elige a las que empresas que realizan una mejor economía de inversión o desarrollan una tecnología más innovadora. En el año 2008 Witricity fue una de las empresas elegidas y premiadas por Alwayson.

La revista Technology Review en el año 2008 incluyó la witricidad entre las 10 tecnologías emergentes más destacadas del año, junto con otras tan interesantes como las nanoradios construidas con nanotubos, los transistores de grafeno o el diseño de enzimas celulósicos para la obtención de biocombustibles.

También en el año 2008,  Marin Soljacic recibió un prestigioso premio, dotado con 500.000 dólares, en forma de 100.000 dólares cada año durante cinco años consecutivos. Se trataba de los “genius awards” o recompensa a los genios, concedidos por la Fundación MacArthur, que seleccionó a 25 ganadores pertenecientes a todas las ramas del saber.

Eric Giler, receptor de  uno de los 15 prestigiosos premios del año 2009 de la Mass High Tech, es el director ejecutivo de WiTricity y tuvo ocasión de demostrar las posibilidades de la nueva técnica en julio del 2009 en la TED Global Conference celebrada en Oxford, logrando hacer funcionar un televisor y cargar simultáneamente varios teléfonos móviles o iPod. La TED es una organización internacional sin ánimo de lucro dedicada a las "ideas que vale la pena difundir". Tiene sus oficinas en Nueva York y Vancouver y se ocupa de temas que incluyen ciencias, arte y diseño, política, educación, cultura, negocios, asuntos globales, tecnología, desarrollo y entretenimiento. Entre sus conferenciantes se incluyen personajes como el ex-Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, los Nobeles James D. Watson, Murray Gell-Mann, y Al Gore, el co-fundador de Microsoft, Bill Gates o los co-fundadores de Google Sergey Brin y Larry Page.

En el año 2009, en la Feria Consumer Electronics Show, celebrada en Las Vegas, Estados Unidos, se pudieron contemplar diversos aparatos y de diversas empresas y alternativas del uso de electricidad sin cables. En el stand de Fulton, que colabora con empresas como Amway o Bosch, funcionaban un mezclador de cocina y un ordenador portátil. Y en el exterior, un vehículo eléctrico recargable. Otra novedad novedad era el desarrollo de un sistema que transmite mensajes digitales con el campo magnético, lo que permite distinguir y controlar entre los aparatos alimentados por una única fuente energética. Otra empresa, WildCharge, apostaba por los videojuegos mientras que PowerCast lo hacía por ornamentos navideños LED alimentados mediante energía de ondas de radio.

PERSPECTIVAS
Giler, de Witricity, en una reciente entrevista realizada por la BBC ha anticipado que antes de finalizar el 2011 su empresa hará hecho su presentación por todo lo alto y que, inmediatamente, podremos disfrutar de los resultados en nuestros hogares. La empresa tiene en marcha varios acuerdos de asociación con importantes fabricantes de instrumentos electrónicos. 

Otras alternativas le siguen los pasos. Así, Texas Instruments está construyendo un chip que reducirá el costo de integrar los sistemas productores y receptores energéticos. Basándose en que Soljacic publicó sus primeros resultados en revistas puramente científicas otras empresas como Intel están desarrollando modificaciones propias fuera de las patentes oficiales. Con otra aproximación, también inalámbrica, ya se comercializan “placas cargadoras” donde se pueden depositar pequeños dispositivos como teléfonos móviles, iPod, iphone, etc. En enero del 2010 la compañía china Haier ha presentado, en el Consumer Electronics Show, un televisor de alta definición funcionando totalmente sin cables, para lo que se valió de la witricidad.

Y así sucesivamente otras muchas iniciativas. Para finalizar podemos recordar la frase del Ray Bradbury, un prolífico escritor de ciencia-ficción: “Cualquier cosa que se sueñe es ficción, cualquiera que se logra es ciencia”. La electricidad sin cables está abandonando claramente el reino de la ficción y entrando en el de la ciencia.