Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Efecto Invernadero

El efecto invernadero que produce el gas metano es entre 25 y 70 veces superior al originado por el dióxido de carbono. Es originado por microorganismos que viven en sus ambientes naturales tales como basureros o en sitios tales como el intestino del ganado. Por ello, el aumento de la producción cárnica influye muy negativamente en el efecto invernadero. En el año 2006 una investigación en NATURE señaló la posible importancia de la emisión de metano por las plantas en el ciclo de este gas. Ahora, investigadores del importante centro investigador holandés ubicado en Wageningen, han utilizado una metodología más precisa y avanzada concluyendo que las plantas no producen directamente emisiones preocupantes de metano.