Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Desplazamiento animal

Aún con mapas, a muchos humanos nos cuesta orientarnos. Sin mapas, ni nada parecido, ¿cómo pueden orientarse muchos animales en sus largos desplazamientos?. Se suponía que con una especie de brújula interna, detectando los campos magnéticos terrestres. Se acaba de descubrir la naturaleza del proceso, por primera vez. Lo ha sido en un pez, un salmónido, que posee en su zona nasal un área provista de estructuras magnetorreceptoras, que detectan las variaciones de intensidad de los campos magnéticos de la Tierra, enviando señales desde esas células al cerebro, consiguiendo hacer funcionar una respuesta aprendida hacia esas señales, que les sirve de guía en sus migraciones oceánicas.