Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Genitales

La hembra de la hiena moteada posee unos de los genitales más extraordinarios de todo el reino animal. Las hembras de esta especie (no las de otras) han desarrollado unos genitales externos muy parecidos a los de un macho. El clítoris mide entre 15 y 20 cm, y tiene aspecto de pene y los labios de la vulva están soldados y rellenos de una sustancia grasa, dando el aspecto de una bolsa. Durante muchos años se ha intentado explicar ello como una adaptación evolutiva. Actualmente, la explicación sería otra. Se trata de una mutación que se logró extender a todas las hienas de esa especie, por azar o por hallarse ligada a otros caracteres ventajosos. La mutación consiste en un incorrecto funcionamiento del gen de la aromatasa. Esta enzima degrada la testosterona que la placenta produce de forma natural en todos los mamíferos durante la gestación. Entonces, los fetos femeninos se ven afectados por la testosterona a niveles anormalmente altos, y desarrollan ese seudohermafroditismo.