Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Figuerola

La técnica puesta a punto por el equipo del investigador español Jordi Figuerola para la identificación del ADN de la sangre de las “víctimas” de los mosquitos contenida en el aparato digestivo de estos insectos podría permitir desarrollar políticas de control ante las enfermedades de las que ejercen como transmisores principales, ya que, según el investigador español "las nuevas técnicas moleculares servirían para determinar, por ejemplo, si tener animales de compañía sirve para que los mosquitos piquen menos a las personas y más al perro, al gato o al canario". Y, sobre la fiebre amarilla, que se transmite a través de mosquitos a primates y humanos, el método permitirá entender si los brotes epidémicos se deben a cambios en los patrones de alimentación de los insectos, o qué especies actuarán con más facilidad como puente entre monos y humanos.