Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Poco sueño

Gracias a una investigación colaborativa internacional comienzan a aclararse las bases moleculares de algo que es bien conocido: a algunas personas les basta para recuperarse diariamente un periodo de sueño reparador mínimo, de duración inferior a las 8 horas normales. Los científicos comenzaron estudiando a los miembros de una amplia familia en la que la madre y una hija poseían esa característica. Tras diversos intentos identificaron que la causa era que presentaban una cierta variante de un gen, el DEC2, variante que no está presente en las personas que han de dormir sus 8 horas. Los hallazgos se confirmaron también con experimentos con ratones y moscas de la fruta. Aunque todavía falta por conocer con detalle los mecanismos moleculares de la actuación del gen y su mutante ya se sabe que está relacionado con mecanismos de regulación de la expresión de otros genes (represores transcripcionales) y con la regulación de ciertos ritmos circadianos. En cualquier caso las investigaciones con el gen mutado sobre animales serán de gran utilidad como modelos de estudio del sueño humano, que aún conserva muchos misterios.