Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Diferencias de sexos

Lo que parece menos claro es que las diferencias biológicas sean inamovibles. Según el doctor Liaño, "el comportamiento humano exhibe una plasticidad que ha permitido al hombre adaptarse a extremos culturales y del entorno y los ha convertido en la especie más exitosa de la historia". Otro ejemplo: estudios con monos rhesus muestran que sus niveles de testosterona descienden cuando han tenido un fracaso social y aumentan, en cambio, cuando viven un momento de triunfo. Aún más: el estrés emocional puede cambiar las tasas hormonales en hembras de roedores, lo que influiría posteriormente en la estructura del cerebro de sus fetos. ¿La conclusión? Que a través de procesos aun no totalmente comprendidos, la biología no es inmune a los estímulos sociales. De hecho, las propias diferencias entre hombres y mujeres se han ido estrechando a lo largo de la evolución humana, y en las últimas décadas la distancia se ha cerrado aun más y los nuevos papeles de los hombres y mujeres podrían alterar el sistema operativo de sus cerebros.