Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Feminismo

Virginia Woolf, en 1928, explicaba a las jóvenes estudiantes de Cambridge que, durante siglos, lo femenino "ha servido de espejo que posee la mágica y deliciosa facultad de reflejar la figura del hombre al doble de su tamaño natural". Y Hélène Cixous escribía: "él domina para destruir. Ella domina para no ser dominada; domina al dominador para destruir el espacio de la dominación". Por ello Judith Butler afirmaba que "el destino biológico de la mujer es el resultado de una precisa división del trabajo y de los roles sexuales.