Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

¿Aroma de rosas para mejorar la memoria?

¿Aroma de rosas para mejorar la memoria?

Así lo parece, según una investigación recientemente publicada. Trataremos de comentarr ese trabajo y alguna otra reciente información relacionada con el fenómeno de transformación del aprendizaje en memoria, sin olvidar ya que la práctica médica hindú Ayurveda incluye los aromas y que en el norte de la India la gente acostumbra a oler rosas frecuentemente porque dicen que ello estimula sus mentes.

APRENDIZAJE
Vamos paseando por la calle y, repentinamente, una persona extraña se nos presenta y nos pregunta "¿Te acuerdas de mí?”. Inmediatamente comienza en nuestro cerebro  una búsqueda frenética de las informaciones e imágenes consolidadas archivadas en la memoria y, con suerte, por fin, el cerebro ubica nombre, procedencia y quizás otros detalles del interlocutor. Este procedimiento, de apenas segundos, no termina ahí. Posiblemente, los nuevos datos de este inesperado encuentro vuelvan a guardarse, remodelando,  reconsolidando, la información original.

Los procesos de aprendizaje, memoria y consolidación de la memoria están íntimamente relacionados entre sí y en ellos intervienen delicados mecanismos neuronales y moleculares que la ciencia intenta descubrir, ya que nos informarían sobre aspectos importantes de nuestro ser y ayudarían a enfocar adecuadamente el tratamiento de numerosas patologías existentes en relación con esas dos grandes actividades de aprendizaje y memoria.

ROSAS
Se suele decir que las personas optimistas observan el mundo a través de un cristal de color rosa. Desde ahora quizá haya que pensar que el aroma de las rosas también puede beneficiarnos.
Jan Born y su equipo del Departamento de Neuroendocrinología de la Universidad alemana de Lübeck, diseñaron un experimento, recientemente publicado en la revista SCIENCE, en el que 74 voluntarios ejecutaron juegos similares al llamado "Concentración", en el que se deben encontrar pares de objetos o de cartas iguales previamente mostrados y ocultados, mediante el procedimiento de darles la vuelta a las cartas o cartulinas sólo una vez.
Todos los participantes pasaron luego dormir en un aparato en el cual se capturaban  imágenes de la actividad cerebral por resonancia magnética (IRM). . En varios momentos del sueño, el equipo de Born expuso a parte de los voluntarios a un aroma a rosas y todos los participantes fueron evaluados nuevamente el día siguiente al del juego. Los participantes que habian inhalado el olor a rosas recordaron el 97,2 por ciento de los pares de cartas que habían aprendido antes de dormirse, mientras que los participantes que no habían olido a rosas mientras dormían sólo recordaron el 86 por ciento de los pares..
Los investigadores interpretaron los resultados indicando que  recuerdos se consolidan durante el sueño y que las fragancias, y quizá otro tipo de estimulación, pueden reforzar las formas de aprendizaje del cerebro.
Estos hallazgos añaden interés al al debate sobre si las personas "aprenden" mientras duermen, del mismo modo en que ciertos estudios han demostrado que hacen algunos animales. Por ejemplo, las ratas que aprenden a sortear un nuevo laberinto luego ensayan sus movimientos durante el sueño, y los pájaros cantores repasan sus canciones al dormir. El hipocampo, es una parte del cerebro asociada con las cosas nuevas que aprendemos o experimentamos hasta que son almacenadas y consolidadas en la memoria a largo plazo. Durante el sueño esas memorias o aprendizajes recientes serían reactivadas y trasladadas al cortex cerebral. Las imágenes de IRM magnéticas mostraron que el hipocampo se activaba cuando el aroma a rosas era inhalado por los voluntarios durante la fase de sueño lento, pero que no sufría cambios en la etapa REM o sueño de movimiento rápido de los ojos.
Habría que tener en cuenta que el uso de olores o similares para consolidar la memoria no serviría para otro tipo de actividades que no se basan en el hipocampo como pueden ser la de aprender a tocar un instrumento musica o la de conducir un vehículo.

MEMORIAS DESAGRADABLES

La revista NATURE NEUROSCIENCE también acaba de publicar otra interesante investigación realizada en ratas, relacionada con la memoria y con el proceso de la consolidación de la misma desde el recuerdo reciente al estable. El equipo de Joseph LeDoux, del Center. for Neural Science en la New York University, ha demostrado que ese proceso de consolidación puede ser afectado selectivamente por ciertas drogas.

Los investigadores usaron ratas entrenadas a temer a dos sonidos musicales de diferente tonalidad que eran emitidos a la vez que los animales eran sometidos a una descarga eléctrica controlada. A la mitad de las ratas se les administró la droga U0126 que es una sustancia provocadora de amnesias limitadas.  Entonces a todos los animales, la mitad de los cuales estaban bajo la infliuencia de la droga, se les sometió a la emisión de uno de los tonos, acompañado de descarga.

Cuando al dia siguiente se analizó de nuevo el comportamiento de las ratas frente a ambos tonos se encontró que los animales no tratados seguían mostrando miedo ante los dos tonos. Pero en las ratas tratadas con U0126 había desaparecido el temor ante uno de los tonos, precisamente el que había sido emitido durante el tratamiento, es decir que el recuerdo temeroso del sonido y descarga emitidos durante el efecto de la U016 no se había consolidado, sino borrado.

El equipo de LeDoux afirma que la zona cerebral de la amígdala es importante en estos procesos ya que usualmente aumenta la comunicación entre las neuronas de esa zona cuando se forma la memoria del temor, mientras que esa comunicación disminuye  en las ratas tratadas, en las que se impide esa formación, lo que señala que el efecto no es el de una ruptura en los enlaces memoria y respuesta temerosa sino que, más bien, el medicamento condujo a la desaparición de la memoria del miedo.

¿Podría ello llegar a tener una aplicación clínica?.  La patología conocida como síndrome de estrés postraumático es un trastorno psiquiátrico que aparece en personas que han vivido un episodio dramático en su vida (guerra, secuestro, muerte violenta de un familiar...). En las personas que lo sufren son frecuentes las pesadillas que rememoran la experiencia trágica vivida en el pasado. Los recuerdos, la memoria, desagradables condicionan la vida de estos pacientes. Se confía que, cuando se investigue más sobre ello, se puedan diseñar y usar fármacos que conduzcan al debilitamiento o anulación de los recuerdos o memoria productores del temor. Habrá que contestar antes a preguntas del tipo ¿cómo el cerebro dirige y almacena los buenos recuerdos en un lugar del cerebro y lproductores de miedo en otr?. ¿Cuál es el papel de proteínas como la NF-kB, que participa en la consolidación de la memoria y cuya inhibición produce amnesia?.