Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

¿Ser de izquierdas predispone al liderazgo?

¿Ser de izquierdas predispone al liderazgo?
Ilustración :: ÁLEX

La pregunta no tiene intencionalidad política sino biológica ya que nos referiremos a la zurdera, término que, según la Real Academia Española, define la condición de zurdo. En principio la larga lista de zurdos famosos predispondría hacia que la respuesta fuese positiva.

FAMOSOS
La lista es inacabable: Dentro de los políticos, sólo citaremos a algunos presidentes americanos: James A. Garfield, Herbert Hoover, Harry S. Truman, Gerald Ford, Ronald Reagan, George H.W. Bush y Bill Clinton. La de los músicos la iniciaría el genio Beethoven y cuenta con figuras tan excelsas como Mozart, Paganini, Rachmaninoff, Ravel y Schumann, o como David Bowe (rock), Phil Collins (músico polifacético), Cèline Dion (cantante), Bob Dylan (músico y compositor), Kurt Donald Cobain (líder del grupo Seattle Nirvana), James Marshall Hendrix (guitarrista cantante), McCartney (The Beatles), Cole Porter, Paul Simon, Ringo Star, Sting o Atahualpa Yupanqui. Figuras históricas, como Ramsés II, Alejandro, Carlomagno, Julio César, Tiberio, Bonaparte, Luis XVI de Francia, Juana de Arco, Bolívar, Nelson, Reina Victoria de Inglaterra o Jack el destripador o más recientes, como Benjamin Franklin, Henry Ford, Nelson Rockefeller o Hugo Chávez. Y por incluir algún maestro de la literatura: Lewis Carrell, Jean Genet, Mark Twain o H.G. Wells. O pintores: Da Vinci, Miguel Angel, Paul Klee, Rafael o Picasso. Actores famosos: Charlie Chaplin, Tom Cruise. Olivia de Havilland, Greta Garbo, Nicole Kidman, Robert Redford,  Bruce Willis  o Robert de Niro. Y, a centenares, se pueden contar los atletas zurdos desde el gran futbolista Pelé, el nadador olímpico Spitz, el corredor de Fórmula I Ayrton Senna o nuestro gran tenista Rafa Nadal. 
Las herramientas de la edad de piedra ya parece que se especializaban para zurdos y para diestros, por lo que una interrogante sería encontrar explicación de la posterior preferencia por la mano derecha. Aunque totalmente desprovista de base científica,  a  finales del siglo XIX, el historiador zurdo inglés Thomas Carlyle proponía que como el corazón está en el lado izquierdo, para protegerlo en las batallas el escudo tendría que estar en la mano izquierda y por lo tanto cualquier arma tenía que ser sostenida en la derecha, lo que convertiría a esta mano, con el tiempo, en dominante.

En la Edad Media se acumularon los prejuicios contra los zurdos. En la Biblia existen 100 referencias favorables sobre la derecha y 25 desfavorables sobre la izquierda. El diablo se representó zurdo y se sospechaba de los zurdos por sus posibles relaciones con brujas y demonios, siendo considerados por la Iglesia como sirvientes del demonio. Por ello, no es de extrañar que hasta el siglo XX una costumbre usual fuese la de atar a los zurdos la mano izquierda para obligarles a usar la derecha.

DISTRIBUCIÓN
¿Por qué se es zurdo o diestro?. La ciencia aún no cuenta con una respuesta adecuada. Los zurdos naturales están repartidos de manera homogénea en todas las poblaciones del globo. Alrededor del 10% de la población mundial es zurda, siendo el fenómeno más común en los varones que en las mujeres. No se conoce la razón. Y el número de zurdos sería mayor si no existiesen presiones culturales, posiblemente un cuarto de la población sería zurda.

La relación entre cerebro y zurdera es evidente. Por ello, un zurdo se maneja mejor con la pierna izquierda y su lado izquierdo es más sensible; oye y ve mejor con su oído y ojo izquierdos y su visión espacial se orienta por la izquierda. También tiene más sensación táctil en la parte izquierda del tronco.

En general, las proyecciones son cruzadas: la corteza cerebral izquierda controla la parte corporal derecha y viceversa. Casi siempre el hemisferio izquierdo es el dominante, por lo que la mayoría de las órdenes están destinadas a la parte derecha del cuerpo.  Esto es cierto en los diestros en un alto porcentaje, pero en los zurdos no. Parece que en los zurdos las funciones están más repartidas entre ambos lados, aunque existen discusiones al respecto. En aproximadamente la mitad de los zurdos, el lado izquierdo del cerebro rige el lado izquierdo del cuerpo. Mientras que las personas diestras tienen dominancia por el hemisferio cerebral izquierdo, los zurdos y ambidiestros, pueden presentar dominancia izquierda, derecha (en casi la mitad de los casos) o cruzada.  En esta línea, una reciente investigación canadiense publicada en la revista CORTEX concluía que "los diestros son más diestros que los zurdos", es decir, que "las personas que usan habitualmente la izquierda tienen más destreza con la mano derecha que lo que le sucede a los diestros en relación con la mano izquierda”. El grado de la participación genética en la explicación de este fenómeno es una cuestión opinable.

GENES
Como en gran parte de los fenómenos complejos biológicos el origen de la zurdera tiene un componente genético coherente con datos como los siguientes: El niño gemelo idéntico de un zurdo, tiene un 76% de probabilidades de ser zurdo.  El porcentaje de niños zurdos es mayor en varios grupos que presentan desórdenes neuronales como personas con epilepsia, síndrome de Down, autismo, dislexia y otras formas de retraso mental. En el  sur de Asia, Europa del este, y Sudeste asiático, hay una mayor proporción de zurdos que entre las personas de Europa occidental, Europa del norte, y África.

Aparte de las genéticas, algunos sugieren la participación de otras causas: a) una incapacidad en la mano derecha hace que se sea más susceptible a ser zurdo, incluso después de recuperarse de la mano derecha. Para producir la zurdera el daño debe durar al menos seis meses; b) un alto nivel de la hormona masculina testosterona prenatal favorece la predisposición a ser zurdo; c) el proceso se acelera por lesiones en un hemisferio cerebral del bebé, durante el embarazo o los primeros meses de vida, etc.

La evidente participación genética en las causas de la zurdera es lo que ha hecho que algunos, exageradamente la liguen con la genialidad, o que la señalen con una menor longevidad de los zurdos. Así en su libro “Right-Hand, Left-Hand” el autor, Chris McManus, señala que la proporción de zurdos está en alza y que el colectivo zurdo ha producido históricamente una cuota de grandes triunfadores, por encima de la media. Lo justifica diciendo que sus cerebros están estructurados de manera diferente y que los genes que determinan la condición de zurdera también gobiernan el desarrollo de los centros del lenguaje.

El primer gen directamente relacionado con la zurdera se identificó en el año 2007. En concreto fue el LRRTM1, una variante genética relacionada con la predilección por la mano izquierda. Ese gen también se había ligado con la esquizofrenia, pero recientemente quedó demostrado que no existían interacciones entre ambas situaciones.

En resumen, en un fenómeno tan común como la zurdera, quedan enormes lagunas para ser investigadas y aclaradas por la ciencia. Mientras tanto la sociedad debe favorecer que las actividades de las personas con esa característica se desenvuelvan sin ningún tipo de obstáculos.