Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Genes y reestenosis

Cada vez es más frecuente la realización de angioplastias para limpiar las arterias y reducir los riesgos de complicaciones cardiovasculares. En un cierto porcentaje de los casos, al cabo de unos años, se produce la reestenosis y hay que repetir el proceso. En un reciente número de la revista SCIENCE se publica una Investigación indicando que en la zona donde se realiza la angioplastia se puede producir un factor de transcripción (Egr-1). Ello estimula a un gen, el PDG-B, causante de favorecer la emigración de células endoteliales hasta las zonas limpias, en una acción que el cuerpo, erróneamente, considera como de reparación de una zona lesionada.