Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Canarias

Los primeros europeos llegados a las Islas Canarias quedaron sorprendidos por las características físicas de sus habitantes autóctonos que, a pesar de su aspecto primitivo, no se diferenciaban demasiado de las poblaciones blancas del sur mediterráneo. Estudios basados en el ADN mitocondrial muestran que efectivamente existe una estrecha relación genética entre los canarios y los pueblos norteafricanos amazighes de modo que los canarios autóctonos se encuentran a escasa distancia genética de libios y tunecinos, muy próximos entre sí, y a mayor distancia de otro grupo en el que se encuentran los beduinos y los nubios y marroquíes (sin bereberes).