Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Vida sintética

A pesar de muchas informaciones aparecidas en medios de comunicación, hasta ahora no se ha conseguido la producción en el laboratorio de ninguna forma viviente. En el año 2007 los científicos del Instituto Craig Venter, consiguieron trasplantar funcionalmente el único cromosoma de una bacteria, Mycobacterium genitalium, hasta otra receptora. También se identidficaron sus 485 genes y se han diseñado técnicas para poder sintetizarlos en el laboratorio y trasplantarlos, pero aún no se conocen cuáles y cuántos de esos genes son los esenciales para la actividad vital. De conseguirlo, ello abriría las puertas a la obtención de nuevas formas bacterianas útiles para combatir los daños ecológicos causados por el hombre o para mejorar diversos procesos industriales.