Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Creutfeldt-Jakob: Causas

Desde que se detectó, en 1985, la enfermedad de las vacas locas ha afectado a millones de vacas, y a gatos domésticos y algunos animales. En 1996 se descubrió una variante humana de encefalopatía espongiforme, parecida a la previamente conocida enfermedad humana de Creutfeldt-Jakob, (CJD), pero afectando a personas jóvenes. Se sospechó su relación con la enfermedad de las vacas locas. Ahora, en SCIENCE, el grupo investigador de la Dra. Laura Manueliditis insiste en esa relación, tras su Investigación con un cultivo cerebral de CJD implantado en el cerebro de diversos animales. En ratas se produjo la infección y transmisión correspondiente que, en sus etapas iniciales, se pudo combatir adecuadamente con ciertos fármacos.