Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Alcoholismo

La revista SCIENCE ha publicado recientemente los trabajos de un grupo investigador que había observado que ratones deficientes genéticamente en el receptor neuronal de la neuroquinina 1 (NK1R) reducían drásticamente su consumo voluntario de alcohol. Han desarrollado moléculas antagonistas de NK1R que las han probado en ensayos realizados sobre humanos consiguiendo mejorar enormemente los resultados de diversos tratamientos antialcoholismo.