Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Móviles

La inclusión, en una reciente publicación, entre los mitos médicos la de que el uso de los teléfonos móviles interfiere la instrumentación en los hospitales es causa de controversia y, parece, que todo se trata de un problema de tipo de ondas y medidas. En 1993 ya existían más de 100 trabajos alertando sobre ello. El tema se ha investigado con profundidad en Holanda y las señales GPRS, utilizadas en la mayoría de móviles con acceso a Internet, fueron las peores afectando a algunos equipos situados a menos de 3 metros. Sin embargo, las señales UMTS de las redes 3G son menos peligrosas y para mostrar efectos habían de aproximarse a unos pocos centímetros del instrumento sensible. Corroborando ello una investigación muy reciente no encontró interferencias en más de 300 pruebas realizadas en salas de tratamiento.