Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Colesterol: Simvastatina

La estrecha relación entre niveles de colesterol y patologías cardiovasculares ha hecho que exista una preocupación general respecto a los niveles de ingesta de colesterol en la dieta. Sin embargo, nuestras células poseen capacidad de síntesis endógena de colesterol, por lo que frecuentemente el simple control dietético no es suficiente para alcanzar los resultados apetecidos. Existen diversos medicamentos anti-colesterol, pero ciertos estudios habían señalado, en algunos casos, efectos laterales indeseables, como aumento de riesgo de muerte por cáncer o suicidio. Ahora, un reciente informe de investigadores escandinavos de la Universidad de Oslo ha demostrado la bondad de la nueva clase de drogas que actúan inhibiendo la primera fase de la síntesis endógena del colesterol, la catalizada por la enzima beta-hidroxi-beta-metil-glutaril-coenzima A reductasa. Usando una sustancia de este tipo, la simvastatina, sobre cerca de 5000 pacientes durante más de cinco años, respecto al grupo control, se redujeron las hospitalizaciones debidas a infartos en un 30%. Asimismo, las cirugías de implante de bypass en un 37%, con una disminución global de la mortandad de más de un 30%.