Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Apoplejía: tPA

La apoplejía, el equivalente cerebral al ataque cardíaco, hasta ahora no se ha considerado una emergencia médica, en el sentido de que al no existir terapias muy efectivas lo único que restaba era la rehabilitación de los supervivientes. En muchos países constituye ya la tercera causa de muerte, tras los ataques cardíacos y el cáncer. Sin embargo, la situación cambiará favorablemente tras los recientes resultados de investigaciones clínicas con diversos fármacos, Así el tPA o activador tisular de pasminógeno, suministrado antes de las tres horas del accidente, aumenta el número de recuperaciones en un 50%. El tPA ya se venía usando en ataques cardíacos y en cerebro posee menos riesgos de provocar hemorragias que otros fármacos alternativos tales como la enzima estreptoquinasa.