Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Enfermedades autoinmune

La diabetes mellitus dependiente de insulina en un buen número de casos se origina por un ataque autoinmunitario, realizado por los linfocitos Tk, sobre las células beta, productoras de insulina, de los islotes de Langerhans, dispersas por todo el páncreas. Al destruirse las células deja de fabricarse la insulina. La enfermedad se incuba silenciosamente, incluso durante años, en los que va ocurriendo la destrucción progresiva. Los síntomas aparecen, normalmente antes de los 30 años, cuando ya se han destruido el 80% de esas células. ¿Por qué se produce el ataque?. Posiblemente por un mimetismo molecular que pretende destruir un antígeno peligroso. Recientemente, se están haciendo progresos para conocer las proteínas y genes de las células pancreáticas responsables de la activación autoinmune, destacando el papel del gen de la proteína glutamato deshidrogenasa. En el futuro ello significará el desarrollo de posibilidades terapéuticas más tempranas.