Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Rejuvenecer los músculos envejecidos

El investigador Juan Carlos Izpisúa quien, ante las dificultades encontradas en España, ha regresado permanentemente al Instituto Salk de California, opina así de esta investigación en la revista Nature: “Este estudio presenta otra aportación a la lista de las posibles estrategias para mejorar la capacidad de regeneración del tejido envejecido”.

Rejuvenecer los músculos envejecidos
El investigador Juan Carlos Izpisúa quien, ante las dificultades encontradas en España, ha regresado permanentemente  al Instituto Salk de California, opina así de esta investigación en la revista Nature:  “Este estudio presenta otra aportación a la lista de las posibles estrategias para mejorar la capacidad de regeneración del tejido envejecido”. Y añade: “Merece una investigación a fondo averiguar si esta estrategia se puede implementar de forma segura para maximizar en el tiempo la salud humana”.
 
¿A qué se refiere Izpisúa?. A un artículo publicado hoy en la edición digital de la revista Nature, con el título “ Geriatric muscle stem cells switch reversible quiescence into senescence“.
 
El servicio de Noticias de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona ha hecho público el siguiente resumen (http://www.upf.edu/enoticies/home_upf_es/0209.html#.Uv0LH1uPKUk): Identificado uno de los factores causantes de la degeneración muscular en el envejecimiento
 
Investigadores del Grupo de Biología Celular de la Universidad Pompeu Fabra han identificado, por primera vez, un mecanismo fisiológico que interviene en el proceso de envejecimiento irreversible de las células madre musculares en organismos de edad muy avanzada.
En concreto, los investigadores han descubierto que las células madre de los músculos de ratones geriátricos (de 20 a 24 meses de edad) pierden su capacidad regenerativa debido a la activación de una vía de señalización asociada a la senescencia celular, por la cual estas células pierden su capacidad para dividirse. Procesos similares pueden participar también en la degeneración muscular asociada al envejecimiento avanzado en humanos. Los resultados de este estudio científico se publican hoy, 12 de febrero, en la edición digital de la prestigiosa revista Nature.
 
La regeneración del músculo esquelético depende de una población de células madre musculares (células satélite) que se encuentran en un estado latente o quiescente, una situación que puede activarse por daño o estrés para formar nuevas fibras musculares y expandirse en nuevas células madre.
 
Las funciones regenerativas de estas células madre se sabe que disminuyen con el envejecimiento. Pura Muñoz-Cánoves, investigadora ICREA que dirige el Grupo de Biología Celular del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (CEXS) de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ha dirigido un estudio que constata, en experimentos con ratones, que las células satélite geriátricas sufren cambios intrínsecos que son irreversibles y que llevan a estas células a transitar de un estado latente o quiescente, a un estado en el cual el crecimiento y la expansión ya no son posibles.
 
Los investigadores han demostrado que las células satélite en ratones viejos (de 20-24 meses de edad) mantienen el estado de quiescencia a través de la inhibición de la vía de señalización asociada a p16 INK4a (un inhibidor de la división celular), mientras que las mismas células satélite en ratones geriátricos (de más de 28 meses de edad) ya no pueden inhibir p16 INK4a y no pueden, por lo tanto, mantenerse en un estado de quiescencia reversible.
 
Según Pura Muñoz: “Puesto que la misma vía de señalización está desregulada en células humanas geriátricas, estos recientes hallazgos proporcionan una base para atenuar la pérdida de capacidad regenerativa del músculo en personas de edad muy avanzada, con lo que se alargaría la longevidad de las células musculares de las personas ancianas”.
 
Además de Pura Muñoz, los firmantes del artículo que pertenecen al Grupo de Biología Celular de la UPF son Pedro Sousa-Victor, Susana Gutarra, Laura García-Prat, Laura Ortet, Vanessa Ruiz-Bonilla, Mercè Jardí, Antonio L. Serrano y Eusebio Perdiguero.
 
También han colaborado en este estudio científico investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).
 
Este estudio recibió una de las ayudas de La Marató de TV3 de 2011 sobre regeneración y trasplantes de órganos y tejidos.
 
Trabajo de referencia:
 
Pedro Sousa-Victor, Susana Gutarra, Laura García-Prat, Javier Rodriguez-Ubreva, Laura Ortet, Vanessa Ruiz-Bonilla, Mercè Jardí, Esteban Ballestar, Susana González, Antonio L. Serrano, Eusebio Perdiguero and Pura Muñoz-Cánoves, ” Geriatric muscle stem