Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Agudeza auditiva

Un oído humano sano y joven suele percibir frecuencias comprendidas entre los 20 Hz y los 20 kHz. Frecuencias más graves incluso de hasta 4 ciclos por segundo pueden ser perceptibles mediante el tacto, mientras que por encimase sitúan los ultrasonidos (frecuencias superiores a los 20 kHz), inaudibles. Un grupo de investigadores británicos acaba de publicar en la revista Biology Letter de la Royal Society su hallazgo de que una polilla de la especie Galleria mellonella es capaz de reconocer sonidos muy agudos, con frecuencias superiores a los 300 kHz, mayores a las percibidas por los delfines (hasta 160 kHz) o murciélagos (hasta 130 kHz). ¿Causa? Posiblemente una ventaja evolutiva, frente a sus depredadores naturales, los murciélagos, permitiendo la comunicación ultrasónica entre las polillas, no perceptible por los murciélagos. 
 
Saber más:
http://www.strath.ac.uk/press/newsreleases/headline_715726_en.html