Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

El microbioma une al neonato con la boca y placenta materna

Con el título “The Placenta Harbors a Unique Microbiome” el número de hoy de la revista Science Translational Medicine, del grupo Science publica un artículo muy interesante sobre las estrechas relaciones entre esos tres microbiomas

El microbioma une al neonato con la boca y placenta materna
Con el título “The Placenta Harbors a Unique Microbiome” el número de hoy de la revista Science Translational Medicine, del grupo Science publica un artículo muy interesante sobre las estrechas relaciones entre esos tres microbiomas. En los últimos años se está haciendo evidente la gran importancia que nuestro microbioma desempeña en nuestra fisiología y en nuestras enfermedades. El número de células bacterianas que albergamos, principalmente en nuestro intestino, es enormemente superior al número de nuestras propias células.
 
Hasta ahora era una creencia común que en el vientre materno los fetos se encontraban muy bien protegidos en una placenta estéril y que era tras su nacimiento cuando desarrollaban su propio microbioma. Es erróneo.
El grupo investigador liderado por Kjersti Aagaard, del Hospital Infantil de Texas en Houston, ha caracterizado las bacterias de 320 placentas que fueron analizadas genéticamente. Sus deducciones indican varios hechos hasta ahora desconocidos.  Los bebés en el vientre materno no están tan protegidos del mundo exterior como se podría pensar y la placenta alberga un ecosistema único de bacterias que parecen tener un sorprendente origen, ya que son muy parecidas a las existentes en la boca de la madre. Los autores sospechan que los microbios orales podrían deslizarse en el torrente sanguíneo y anidar en la placenta. Las bacterias no patógenas que viven en la placenta tienen importantísimas funciones cotidianas, como las de metabolizar vitaminas y cofactores (por ejemplo, biotina y ácido fólico) en niveles saludables para el feto en desarrollo.
 
Otro punto novedoso es la existencia de una estrecha asociación entre la composición del microbioma placentario y el que se produzca un parto prematuro (nacimiento de un bebé de menos de 37 semanas de edad gestacional. Más aún, al examinar con más detalle la diversidad bacteriana en especímenes de las placentas de las mujeres que habían sufrido los nacimientos prematuros, los investigadores comprobaron una asociación entre la composición bacteriana de la placenta y el microbioma de los recién nacidos prematuros.  lo que aclara que éstos nacen ya con un microbioma, que depende del existente en la placenta, que a su vez está muy relacionado con el bucal materno.
 
Las alteraciones de la comunidad bacteriana de la placenta podrían explicar por qué algunas mujeres dan a luz antes de tiempo, y también podría guardar relación con el modo en que la dieta de una mujer embarazada afecta al microbioma de su placenta y al de su descendencia, y como resultado, afectar el riesgo de enfermedades diversas del niño, desde la obesidad al autismo. Según el Dr. Aagaard “Los diferentes nutrientes [en la dieta de la madre] son un gran factor determinante de cómo se instalan los microbios en la placenta”.
 
Entre la amplia gama de bacterias presentes en la placenta se encuentran varias necesarias para la metabolización de algunas de las vitaminas y nutrientes que necesita el feto. La sorpresa fue que las especies bacterianas placentarias son más similares a las encontradas normalmente en la boca de un adulto, que las de la vagina o el intestino. “La placenta tiene su propia ecología y estas no eran las bacterias que esperábamos”, dice James Kinross, un cirujano de colon en el Imperial College de Londres que investiga las bacterias intestinales. “La mayoría de la gente habría esperado que se pareciesen a la flora vaginal, a causa de su proximidad”.
 
Ya se está planeando un nuevo estudio para investigar el microbiomes oral y placentario de más de 500 mujeres con riesgo de parto prematuro, con el fin de saber más respecto a los factores responsables del mismo.
 
Más en:
 
http://www.newscientist.com/article/dn25603-babys-first-gut-bacteria-may-come-from-mums-mouth.html#.U30AMKebuUk