Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La proteina CHIP evita la agregación de proteínas y frena el envejecimiento

Investigadores de las universidades de Colonia y Bonn han descubierto este vínculo entre la agregación de proteínas y el envejecimiento, tal como acaban de publicar sus investigaciones en la revista CELL

Investigadores de las universidades de Colonia y Bonn han descubierto este vínculo entre la agregación de proteínas y el envejecimiento, tal como acaban de publicar sus investigaciones en la revista CELL.
 
Posiblemente al principio de la evolución, la ingesta de azúcar y la regulación de la duración de la vida estaban vinculadas entre sí. La hormona insulina es crucial en el proceso. Reduce los niveles de azúcar en la sangre mediante la unión a su receptor en la superficie celular. Sin embargo, muchos procesos relacionados con el manejo del estrés y la supervivencia se frenan al mismo tiempo. Así, el receptor de la insulina actúa como un freno sobre la esperanza de vida. Alterado genéticamente ese receptor, los animales de laboratorio en la que el receptor de la insulina ya no funciona viven mucho más tiempo de lo normal.
 
Pero, ¿cómo se mantiene normalmente el receptor de insulina bajo control en nuestras células y tejidos? Según los investigadores la proteína CHIP juega un papel crucial regulando la forma del receptor de la insulina y su descomposición, con un resultado final de que CHIP presenta actividad anti-envejecimiento. CHIP cumple esta función en los nematodos, así como en moscas de la fruta y en los seres humanos. Esto hace que la proteína sea tan interesante. Pero si CHIP falla se acelera el envejecimiento. Pero los investigadores alertan sobre las falsas esperanzas de una fuente permanente de juventud (incrementando la cantidad de CHIP). Cuando hay demasiado CHIP, proteínas no dañadas también se reciclan y el organismo se debilita. Pero lo importante es que los científicos comienzan a conocer molecularmente todos estos procesos..
 
Más en:
https://goo.gl/nnrMBR