Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Yo soy yo y mis bacterias

Afortunadamente así es. El número de microrganismos que conviven con nuestro cuerpo (microbioma) supera los 100 billones, más de 10 veces el número de células propias humanas. Nuestro cromosoma posee unos 22.000 genes. El microbioma contribuye con unos 8.000.000 de genes. En gran parte, este microbioma colabora de un modo importante en nuestra fisiología, mantenimiento de nuestra salud o aparición de enfermedades.

Yo soy yo y mis bacterias
Afortunadamente así es. El número de microrganismos que conviven con nuestro cuerpo (microbioma) supera los 100 billones, más de 10 veces el número de células propias humanas. Nuestro cromosoma posee unos 22.000 genes. El microbioma contribuye con unos 8.000.000 de genes. En gran parte, este microbioma colabora de un modo importante en nuestra fisiología, mantenimiento de nuestra salud o aparición de enfermedades.
 
Pero no existe un único microbioma en nuestro cuerpo, sino múltiples microbiomas, que son personales y únicos: intestinal, epidérmico, pulmonar, bucal, vaginal, etc. de modo que según Curtis Huttenhower, uno de los investigadores del Proyecto Microbioma Humano  “la firma microbiana de cada persona es única, de manera muy semejante a cómo el genoma de un individuo es único”.
 
Nuestro cuerpo no podemos considerarlo ya separado de los microbios.que lo habitan; sino más bien como un conjunto dinámico de ecosistemas. Hoy se piensa que la salud depende en buena medida del equilibrio de esos ecosistemas y, por ende, de la diversidad de nuestros microbios, por lo que los laboratorios farmacéuticos y los médicos empiezan a confiar más en las terapias dirigidas a la microbiota y su ecología para entender los resultados de los tratamientos.
 
El periodista Guillermo Cárdenas, en la web de la Universidad Nacional de Mexico acaba de publicar un excelente artículo de revisión sobre el microbioma cuya lectura les resultará muy interesante: http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/167/el-microbioma-humano
 
Por mi parte, el papel primordial del microbioma bacteriano intestinal, al que, justamente, se le denomina “nuestro segundo cerebro”, por sus implicaciones , lo destaqué en una divulgación científica, publicada en el 2012 bajo el título de “Los secretos de nuestro segundo cerebro”: http://cienciaysalud.laverdad.es/biociencias/biologia-humana/secretos-nuestro-segundo-cerebro-.html
 
Asimismo la relación entre el microbioma del neonato y el microbioma bucal materno: http://cienciaysalud.laverdad.es/biociencias/biologia-humana/el-microbioma-une-neonato-boca-placenta-materna-.html
 
O la relación  entre microbioma y obesidad: http://cienciaysalud.laverdad.es/la-alimentacion/la-ciencia-nutricion/nutricion-microbioma-.html
 
O las peculiaridades  del microbioma de nuestros ombligos: http://cienciaysalud.laverdad.es/biociencias/biologia-humana/microbioma-japon-.html
 
Ccomo final, un trasplante de microbioma insólito: el fecal. En Estados Unidos se ha comenzado a usar para combatir los graves trastornos gastrointestinales que produce la bacteria Clostridium difficile, que coloniza los intestinos de algunas personas que han recibido tratamientos con antibióticos, ya que como es resistente a éstos, no hay modo de combatirla. Con el trasplante (por medio de supositorios) de materia fecal de individuos saludables, expertos como Alexander Khoruts, de la Universidad de Minnesota —quien ya prepara ensayos clínicos adecuados— han logrado restablecer la población microbiana capaz de desalojar al inquilino indeseable. El paso siguiente será usar para el trasplante no las heces globales, sino sólo las bacterias beneficiosas que contienen.
 
Otro hecho que cada vez parece más claro que un exceso de asepsia, sobre todo en neonatos y niños, puede aumentar el peligro futuro de asma o inflamaciones intestinales.
 
Busquemos el equilibrio y cuidemos, también. de nuestras bacterias.
 
Más: (Proyecto Microbioma Humano): http://www.hmpdacc.org/ Microbioma, en la interfaz entre salud y enfermedad: http://www.reactgroup.org/uploads/react/resources/341/The%20human%20microbiome:%20at%20the%20interface%20of%20health%20and%20disease.en.400.pdf