Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Aceite de hígado de bacalao

Algunas costumbres antiguas renuevan actualidad. Se ha demostrado que el consumo de aceite de hígado de bacalao tiene una acción parecida a la de la aspirina, ayudando a mitigar los dolores producidos por la artritis. La razón radica en su alto contenido en ácidos grasos omega-3, que pueden actuar de inhibidores de la enzima COX, mediadora de los procesos inflamatorios y de aparición del dolor, así como también en la inhibición de las enzimas proteolíticas que atacan al cartílago. COX es la abreviatura usada para el término cicloxigenasa.