Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Un barómetro cósmico

¿Podríamos imaginarnos la posibilidad de la existencia de una especie de “Barómetro Cósmico” que nos proporcionase información sobre los grandes acontecimientos violentos acaecidos en el pasado en el universo?

Un barómetro cósmico
¿Podríamos imaginarnos la posibilidad de la existencia de una especie de “Barómetro Cósmico” que nos proporcionase información sobre los grandes acontecimientos violentos acaecidos en el pasado en el universo?
 
Una nota de prensa emitida hoy por la oficina de prensa del Imperial College de Londres así lo afirma, según se publicará mañana en la revista The Astrophysical Journal, en un artículo firmado por tres de sus investigadores, liderados por el Dr. Wren Montgomery, del Departamento de Ciencias de la Tierra e Ingeniería del Imperial College, quienes han desarrollado una manera de leer el “barómetro cósmico” del universo, basándose en que la explosión de estrellas, los impactos aleatorios que involucran a cometas y meteoritos, y hasta los conatos de accidente entre dos cuerpos pueden crear regiones de gran calor y alta presión. Los científicos han sido capaces de desarrollar un método adecuado para el análisis de la presión experimentada por las pequeñas muestras de material orgánico que son expulsadas de las estrellas moribundas, antes de hacer un largo viaje a través del cosmos.
 
Los investigadores han estudiado un tipo de hidrocarburo aromático, el dimetilnaftaleno, que puede permitirles identificar los sucesos violentos en la historia del universo. En los meteoritos se han hallado muestras de dimetilnaftaleno. Anteriormente, los científicos sólo tenían capacidad de investigar la forma en que se afectaba esta sustancia por el calor. Los investigadores dicen que su método también son capaces de detectar los períodos en que los dimetilnaftalenos han experimentado altas presiones lo que permitirá un análisis mucho más exhaustivo de los materiales orgánicos
 
 Según el Dr. Montgomery: “La capacidad de detectar ambientes de alta presión en el espacio tiene enormes implicaciones para nuestros intentos de aprender más sobre la formación de nuestro sistema solar y el universo. Los dimetilnaftalenos son como barómetros y termómetros microscópicos que registran los cambios en la presión y el calor a medida que viajan a través del espacio. La comprensión de estos cambios nos permite sondear su historia, y con eso, la historia de la galaxia”.
 
En el curso de sus investigaciones los científicos colocaron una muestra de dimetilnaftaleno, de la anchura de un cabello humano, entre los sólidos agarres de dos yunques hechos de diamantes con calidad gema, en los laboratorios del Swiss Light Source. Luego aplicaron presión, para crear el tipo de ambiente de alta presión que el dimetilnaftaleno podría experimentar en el espacio. Con el uso de una luz infrarroja del sincrotrón de las instalaciones, fueron capaces de determinar con claridad las alteraciones que se producían en la estructura molecular de dimetilnaftaleno al experimentar alta presión. Y, mediante la aplicación de diferentes presiones comprobaron las variaciones en la estructura molecular de dimetilnaftaleno, mostrando cómo los diferentes tipos de presiones espaciales podrían alterar la estructura molecular de la materia orgánica. Las investigaciones fueron confirmadas en el Instituto Paul Scherrer de Suiza y en el sincrotrón SOLEIL de Francia.
 
El siguiente paso será realizar trabajos adicionales de laboratorio en los que se someterán a otros tipos de hidrocarburos aromáticos al intervalo de presiones que experimentan en el espacio, ya que el dimetilnaftaleno no siempre puede estar presente en las muestras de las rocas, por lo que sería importante disponer de un catálogo completo de todos los hidrocarburos aromáticos sensibles a ser modificados por las zonas de alta presión.
 
Este catálogo podría ser utilizado por los científicos para como marcadores moleculares en sus muestras. Combinado con los datos sobre la mineralogía y la química de las rocas espaciales en la que los hidrocarburos aromáticos están encerradas, se podrían descubrir los eventos violentos a los que la muestra puede haber sido expuesta a lo largo de los muchos millones o miles de millones de años en su camino hacia la Tierra.
 
El equipo también cree que su nueva técnica podría aplicarse también en Marte, usando esta tecnología en los laboratorios itinerantes como el de la misión Mars Science Laboratory, recogiendo información acerca de las fuentes de materia orgánica en el planeta rojo. El estudio de las presiones registradas en los hidrocarburos aromáticos podría revelar si provienen de procesos generados a partir de antiguos organismos vivos. Según el profesor Mark Sephton, coautor del trabajo: “Ahora tenemos otro instrumento para añadir a nuestra caja de herramientas celestial, lo que nos ayudará a aprender más acerca de los ambientes de alta presión en el espacio. Las olas de calor y las presiones masivas a través del espacio que acompañan a los cataclismos dejan un registro indeleble en estos barómetros cósmicos. Es muy emocionante saber que ahora tenemos una técnica a nuestra disposición que ayudará a revelar los momentos clave en la historia del universo”.