Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Europa en el aire: ESA-ESAC

No vamos a comentar ningún suceso o alarmismo económico, tan en boga en la actualidad. Por el contrario, el de hoy se trata de un ejemplo de buen hacer en la tarea común de cooperación europea y de un excelente exponente de competitividad en el que España está jugando un destacado papel para conseguir abrir la puerta de enlace de Europa al espacio.

Europa en el aire: ESA-ESAC
Ilustración :: ÁLEX

ESA

La Agencia Espacial Europea (ESA, de sus iniciales en inglés) se encarga de elaborar el programa espacial europeo y de llevarlo a cabo. Sus programas buscan conocer más a fondo la Tierra, el entorno espacial que la rodea, el Sistema Solar y el Universo, así como el desarrollo de tecnologías y servicios basados en satélites y el fomento de la industria europea. La ESA trabaja en estrecha colaboración con organizaciones espaciales no europeas, como la NASA. La ESA está compuesta por 19 estados miembros, que son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza. Otros países, como Canadá, Hungría, Polonia, Estonia y Eslovenia participan a través de acuerdos específicos.

Aunque la sede central de la ESA radica en París  dispone de diversos centros, con  competencias específicas, en el resto de Europa: EAC (Centro Europeo de Astronautas), en Colonia (Alemania); ESOC (Centro Europeo de Operaciones Espaciales), en Darmstadt (Alemania); ESRIN (centro para la Observación de la Tierra), en Frascati, (Italia); ESTEC (Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial), en Noordwijk (Holanda); una base de lanzamientos en la Guayana francesa, y estaciones de aterrizaje y seguimiento en diversas partes del mundo.

Una mención especial merece el ESAC, el Centro Europeo de Astronomía Espacial, localizado en Villanueva de la Cañada, a unos 30 kilómetros de Madrid, considerado como el el alma científica de la ESA, que es la sede de las misiones de astrofísica y de exploración del Sistema Solar de la Agencia Espacial Europea.

ESPAÑA y el ESAC

En España, hace 70 años se creó el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), como un Organismo Público de Investigación especializado en la investigación y desarrollo tecnológico aeroespacial, El INTA cuenta con seis centros localizados en diversos lugares de nuestro país.

Su sede central está en Torrejón de Ardoz, Madrid, donde gestionan los proyectos individuales o en colaboración nacional e internacional, destacando su programa de satélites científicos Minisat y Nanosat. De acuerdo con esas colaboraciones, el 2 de agosto de 1974 la ESA firmó un convenio con España para instalar y operar una estación de seguimiento de satélites en los alrededores de Madrid (Villanueva de la Cañada), siendo inaugurada por el Rey Juan Carlos el 12 de mayo de 1978.

En 2004, estas instalaciones pasaron oficialmente a reconvertirse como ESAC (European Space Astronomy Centre), es decir, el Centro de la ESA dedicado a la explotación de datos adquiridos en misiones científicas de la ESA, tales como el seguimiento y control de vehículos espaciales europeos. El 7 de febrero de 2008 fue realizada su inauguración oficial por los Príncipes de Asturias.

El ESAC alberga el Laboratorio de Astrofísica Espacial y Física Fundamental (LAEFF). Allí se ubica su Laboratorio de Astrofísica Espacial y Física Fundamental (LAEFF), centrado en tareas de investigación.

La contribución del ESAC al desarrollo de programa espacial europeo está siendo destacadísima. Como muestra, esta enumeración de una decena de misiones propias cuyos Centros de Operaciones Científicas operan desde allí: 1. BepiColombo, que se lanzará en el 2014 para investigar al planeta Mercurio; 2. Gaia, vehículo previsto para el 2013 con el objetivo de realizar mediciones posicionales de más de mil millones de estrellas, de magnitud 20 o inferior, determinando sus posiciones, distancias y movimientos anuales con gran precisión; 3. Herschel, ya lanzado en el 2009, es un Observatorio de longitudes de onda infrarrojas y submilimétricas para estudiar las primeras estrellas y galaxias formadas en el Universo. Posee el mayor espejo puesto en órbita hasta la fecha; 4. Integral, un telescopio espacial  de rayos gamma que, desde el 2002, detecta los eventos más energéticos del cosmos, como son las explosiones de radiación gamma; 5. LISA Pathfinder, cuyo lanzamiento se prevé para el 2014 y que constituirá un avance muy importante en la búsqueda de ondas gravitacionales; 6. Mars Express, que desde el 2003 tan excelentes resultados está proporcionando en el estudio de Marte; 7. Planck, lanzado a la vez que el Herschel, dedicado a investigar el origen y la evolución del Universo; 8. Rosetta, lanzada en 2004. Su ambicioso propósito es alcanzar en 2014 al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko; 9. Venus Express, que fue la primera misión de la ESA (2005) para estudiar la atmósfera y superficie de Venus con un grado de sensibilidad sin precedentes, y 10. XMM-Newton, una de las misiones más antiguas (1999). Es el telescopio de rayos X más sensible jamás creado, siendo usado para estudiar fenómenos muy energéticos, como los agujeros negros activos.

Hay otros tres aspectos de las tareas del ESAC que destacan de un modo notable. El Programa Observatorio Virtual pretende reunir y poner a disposición gratuita de la comunidad científica todos los datos astronómicos existentes, de modo que, en el futuro, los investigadores puedan acceder a ellos informáticamente desde sus domicilios o centros de trabajo. En cuanto a la Oficina de Educación y Comunicación de ESAC, procura gestionar  todos los programas educativos de la ESA destinados a estudiantes universitarios y de postgrado. Respecto al interesante programa SSA (Space Situational Awareness) intenta ofrecer a los ciudadanos una información completa y exacta de los objetos que orbitan alrededor de la tierra, del entorno espacial y de sus posibles amenazas.

NOVEDADES

La semana pasada se conoció una importante novedad respecto al papel del ESAC en la astronomía europea y mundial. Se refiere al telescopio Hubble cuyas aportaciones en los últimos años están siendo de un valor incalculable. Recientemente se clausuró el centro europeo de este telescopio situado cerca de Múnich (Alemania) y la NASA y la ESA han acordado y firmado un convenio para transferir el archivo científico del citado telescopio al centro de Villanueva de la Cañada (Madrid), creando allí una sede permanente para los datos científicos del Hubble,

Según la propia ESA, “la integración del Archivo Europeo del Hubble con las bases de datos de las demás misiones de ciencia espacial de la ESA consolida a ESAC como gran foco mundial de información astronómica, en una época en que cada vez más investigadores recurren a datos de archivo. Con las observaciones almacenadas en estas bases de datos los astrónomos pueden, por ejemplo, estudiar cómo ha variado un objeto astronómico en las últimas décadas, o comparar su aspecto cuando se observa en infrarrojo, ultravioleta, rayos x, luz visible”.

Ello garantiza que los archivos de ESAC seguirán creciendo en el futuro ya que los datos de misiones como Cluster y Ulysses también están siendo transferidas, y los archivos de otras misiones científicas futuras, como Gaia, Euclid, BepiColombo, Solar Orbiter y JUICE, estarán igualmente en ESAC. 

Desgraciadamente, el ejemplo de hoy no es frecuente en la ciencia española, ya que nuestros gestores políticos, de un modo radicalmente equivocado, tradicionalmente nunca han tenido ni tienen a la ciencia entre sus preferencias, desconociendo su papel como motor de desarrollo, más aún en situaciones de crisis.

Más en:

http://www.esa.int/SPECIALS/ESAC/index.html