Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Desayuno fuerte

Comer en el momento más propicio puede ser importante para controlar la obesidad y promover un estilo de vida más sano. Hace unos meses lo anticipaba la profesora Marta Garaulet. Ahora, el equipo de la profesora Daniela Jakubowicz de la Universidad de Tel Aviv indica que un desayuno alto en calorías brinda protección contra diabetes, hipertensión, y problemas cardiovasculares. La idea es darle un alto contenido de calorías al desayuno a cambio de quitárselas a las demás comidas del día, sobre todo a la cena. Los beneficios han ido más allá de una pérdida de kilos o centímetros. Un desayuno más abundante (incluyendo un postre dulce), significó niveles diarios significativamente más bajos de insulina, glucosa y triglicéridos.
 
Saber más:
http://www.aftau.org/site/News2?page=NewsArticle&id=18956