Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Fruta y salud

Su íntima relación parece evidente para todos, por lo que cualquier investigación científica al respecto es bienvenida

Su íntima relación parece evidente para todos, por lo que cualquier investigación científica al respecto es bienvenida. Ahora se confirma en un estudio colaborativo chino-estadounidense recién publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine. Para realizarlo, el Dr. Li y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 500,000 adultos de 30 a 79 años de edad entre 2004 y 2009. Ninguno tenía antecedentes de enfermedad cardiaca.
 
Entre las conclusiones más importantes está la de que el consumo de fruta es importante para la salud cardiovascular. Los participantes del estudio que más fruta comían mostraron una presión arterial y un azúcar en sangre más bajos que los que comían fruta con menos frecuencia, lo que podría explicar la reducción del riesgo de ataques cardiacos y accidente cardiovascular (ACV). Los adultos que comían fruta fresca todos los días, como manzanas y naranjas, experimentaban una reducción de alrededor de un tercio en el riesgo de morir de un ataque cardiaco o ACV, en comparación con las personas que raras veces o nunca comían fruta.
 
Según Samantha Heller, nutricionista clínica principal del Centro Médico de la Universidad de Nueva York, la fruta es una magnífica adición a la dieta: “La fruta es dulce, deliciosa y fácilmente disponible”. “Es una tremenda fuente de vitaminas, minerales, fibra y otros compuestos vegetales saludables”… “la fibra en las frutas ayuda al tracto gastrointestinal a permanecer sano, y otros ingredientes de la fruta ayudan a mantener a las células del cerebro funcionando”. Para obtener los compuestos más saludables de las frutas, Heller recomienda comer una amplia variedad, incluyendo albaricoques, bayas, uvas, kiwis, melones, melocotones y mandarinas. 
 
Más en: