Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Frutas y vegetales, sí. Pero, ¿en qué cantidad total y en qué proporción?. Y, ¿para qué?

En el último número aparecido de la importante revista médica BMJ (British Medical Journal) se publica un artículo cuyos autores son acreditados especialistas estadounidenses y chinos en áreas diferentes como epidemiología, nutrición, bioestadística, etc, que da una contestación adecuada a las anteriores preguntas

Frutas y vegetales, sí. Pero, ¿en qué cantidad total y en qué proporción?. Y, ¿para qué?
En el último número aparecido de la importante revista médica BMJ (British Medical Journal) se publica un artículo  cuyos autores son  acreditados especialistas estadounidenses y chinos en áreas diferentes como epidemiología, nutrición, bioestadística, etc, que da una contestación adecuada a las anteriores preguntas. Su título (traducido) es “Consumo de frutas y vegetales y mortalidad por enfermedad cardiovascular, cáncer, o cualquier causa: revisión sistemática y meta análisis dosis-respuesta de estudios prospectivos de cohortes”.
Se puede consultar libremente en:
 
http://www.bmj.com/content/bmj/349/bmj.g4490.full.pdf
 
Para ello, los autoresrevisaron cuidadosamente las más de 7.000 investigaciones publicadas hasta la fecha sobre estos temas hasta seleccionar 16 estudios prospectivos, observacionales llevados a cabo desde 1950, que reunían todos los requerimientos establecidos y que fueron analizados a fondo científica y estadísticamente. 6 de ellos se habían realizado en Estados Unidos, 4 en países asiáticos y 6 en Europa. Los periodos de seguimiento de las 833.234 personas que cubrían variaron entre 4,6 y 26 años y de las 56.423 muertes ocurridas 11.512 se debieron a enfermedades cardiovasculares y 16.817 a cánceres
 
¿Cuáles son las conclusiones principales alcanzadas en la investigación?
 
Primera: que un mayor consumo diario de frutas y verduras implica un menor riesgo por mortalidad (por cualquier causa).
 
Segunda: que lo anterior se cumple hasta alcanzar la cifra óptima aproximada de 5 porciones diarias. Por encima de este valor ya no decaen las cifras de mortalidad, que quedan estancadas. Una porción equivale a unos 80 gramos de frutas o verduras.
 
Tercera: el consumo de esas cinco porciones diarias supone una disminución global de la mortalidad por cualquier causa, respecto al no consumo, de un 26%.
 
Cuarto: En relación con la mortalidad cardiovascular, cada porción de fruta o vegetales se asocia con una disminución de esa mortalidad superior al 4%.
 
Quinta: No se encontró asociación significativa entre el consumo de frutas y verdura con la mortalidad por cáncer.
 
Sexta: Los beneficios óptimos se obtienen cuando las cinco porciones diarias se combinan de modo que dos sean de frutas y tres de vegetales.