Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Aroma y saciedad

El tamaño de los bocados, mordiscos o porciones de alimentos que ingerimos depende de muchos factores, y todos conocemos la existencia de una útil recomendación de que para sentirse satisfecho o saciado con una menor cantidad de alimento el “truco” más eficaz es el de irlo ingiriendo en forma de dosis individuales repetidas lo más reducidas posibles. Abundando en ello, la revista Flavour ha publicado esta semana una investigación dirigida por el doctor holandés Rene A. de Wijk,  demostrando que si los alimentos poseen o se les adiciona un aroma fuerte, nuestra respuesta fisiológica es la de ingerirlos en dosis más pequeñas, con lo que quedamos saciados con una menor cantidad de ellos. Es decir, para comer menos, bocaditos pequeños de alimentos con olor intenso.

Más en:

http://www.alphagalileo.org/AssetViewer.aspx?AssetId=63299&CultureCode=en