Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Conductas cerebrales

El hecho de “que comemos con el cerebro” queda confirmado por múltiples investigaciones. La realizada en Estados Unidos por las doctoras Laura Holsen y Laura Martin, usando escaneos cerebrales mediante resonancia magnética funcional con imágenes, demuestra que los cerebros de las personas anoréxicas y los de las obesas tienen "cableados" distintos. La investigación se ha presentado en el reciente 19th Annual Meeting of the Cognitive Neuroscience Society (CNS). Las anoréxicas, con hambre, tenían notablemente atenuadas sus respuestas a diversas imágenes de alimentos en regiones del cerebro asociadas con el placer y con el procesamiento de señales de recompensa, mientras que en las personas que comían con exceso las respuestas en las mismas regiones del cerebro estaban incrementadas.

http://www.nature.com/oby/journal/v18/n2/abs/oby2009220a.html