Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Nutrición y microbioma

Una consecuencia del Proyecto Microbioma Humano es saber que el tipo de bacterias que viven en nuestro intestino modula la cantidad de energía que producen los alimentos que consumimos, por lo que ya no se trata únicamente de lo que comemos, sino también cómo nuestras bacterias intestinales descomponen nuestros alimentos. En un reciente estudio, un equipo de investigación trasplantó ciertas bacterias de los intestinos de ratones obesos a los intestinos de ratones libres de gérmenes. La consecuencia fue que estos animales también se volvieron obesos posteriormente.

Más en:

http://www.cancer.gov/espanol/noticias/boletin/010312/page4