Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Minerales en exceso

Minerales

 

Mineral

 

Acción

 

Fuentes

 

Efectos posibles de tomar en exceso

Calcio

 

Papel importante en
la formación de los
huesos y dientes,
ayuda a la
coagulación de la
sangre y a la función
muscular y nerviosa.

Salmón, sardinas,
leche, queso,
yogur, tofu (queso
de soya)
enriquecido con
calcio, col china,
col rizada y brócoli.
Cálculos renales, deficiencias
en el funcionamiento de los
riñones, niveles elevados de
calcio, depósitos de calcio en
el tejido blando; disminución
de la absorción de hierro, zinc
y magnesio.
Yodo

 

Parte de las
hormonas tiroideas;
previene el bocio y
un defecto de
nacimiento llamado
mixedema infantil.

Sal yodada,
mariscos y algas
marinas.
Nivel elevado de hormona
estimulante para la tiroides
(TSH).
Nota: usted puede tener
mayor riesgo de efectos
secundarios por el yodo si ha
tenido deficiencia de yodo o si
tiene enfermedad auto
inmune de la tiroides o bocio
nodular.
Hierro

 

Hace parte de la
hemoglobina, ayuda
a la sangre a
transportar el
oxígeno a los tejidos
y los músculos del
cuerpo, es necesario
para producir
energía, favorece la
integridad del
sistema inmunitario y
previene un tipo de
anemia.

Carne, pescado,
ave, lentejas,
frijoles, panes y
cereales
fortificados.
Malestar estomacal,
estreñimiento, diarrea,
materia fecal de color oscuro,
disminución de la absorción
del zinc, calcio y cobre.
Nota: las transfusiones
sanguíneas y la
hemocromatosis (un trastorno
genético que también se
conoce con el nombre de
sobrecarga de hierro) le
colocan en un nivel mayor de
riesgo de tener problemas
graves a consecuencia del
consumo excesivo de hierro.
Fósforo Necesario para tener
huesos sanos. Ayuda
a su cuerpo a
producir energía.

 

Leche, queso,
yogur, arvejas
(chícharos) carne,
pescado, huevos,
algunos cereales y
panes.

Disminuye la absorción de
calcio. A niveles altos puede
juntarse con el calcio en la
sangre y formar depósitos de
calcio en los tejidos blandos y
también causar la formación
de huesos porosos.
Zinc

 

Refuerza su sistema
inmunitario,
necesario para la
curación de las
heridas y la
reparación tisular,
mantiene la
sensación del gusto y
el olfato; ayuda con
la digestión, propicia
la reproducción,
crecimiento y
desarrollo normal.

Carnes rojas,
hígado, ostras,
ciertos mariscos,
productos lácteos;
huevos, frijoles,
nueces, granos
enteros y cereales
fortificados
Absorción disminuida de
hierro y cobre, función
inmunitaria disminuida,
niveles disminuidos de
lipoproteínas de alta
densidad, HDL (también
conocidas como el “colesterol
bueno”).