Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Predicción de la obesidad

Mediante un análisis de sangre podría estar disponible una prueba analítica para humanos que indicase el riesgo de cada persona para desarrollar posteriormente esa condición. La prueba ha demostrado ya su funcionalidad sobre roedores y se basa en que hay y es detectable, antes de que la obesidad se exprese externamente, un aumento de ciertos triglicéridos en la sangre. Los investigadores han encontrado que existen centenares de genes y de señales químicas cerebrales que controlan el apetito y el peso corporal. Las grasas o triglicéridos, o algunas moléculas asociadas a ellas, estimulan a ciertos genes en el hipotálamo, lo que se traduce en un exceso de ingesta y de almacenado de lípidos.