Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

¿Contribuyen los colorantes alimenticios al déficit de atención con hiperactividad?

La controversia es antigua desde que el pediatra Benjamin Feingold publicó en la década de 1970 sus hallazgos que sugerían un vínculo entre los colores artificiales y el comportamiento hiperactivo

La controversia es antigua desde que el pediatra Benjamin Feingold publicó en la década de 1970 sus hallazgos que sugerían un vínculo entre los colores artificiales y el comportamiento hiperactivo. En el 2007 un estudio en el Reino Unido mostró que los colores artificiales y / o el conservante benzoato de sodio aumentaban la hiperactividad en los niños, la Unión. Por ello, la Unión Europea comenzó a exigir que en las etiquetas de los alimentos figurase la adición de cualquiera de los seis colorantes que habían sido investigados, indicando que el producto “puede tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención en los niños.” Sin embargo, la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) mantiene que los colorantes alimentarios artificiales son seguros, tras convocar hace unos años una reunión del Comité Asesor de la Alimentación para revisar la investigación existente, concluyendo que no había pruebas suficientes demostrando que los alimentos con colorantes artificiales causaron hiperactividad en la población general.
 
En los últimos años se han seguido publicando investigaciones sugiriendo la existencia de la relación  y lo cierto es que las grandes empresas comienzan a reaccionar. Asi, Kraft, debido a la presión de los consumidores, ha decidido retirar de sus preparados esos colorantes, en especial el amarillo 5 y el amarillo 6, y mantendrá, por el contrario,  los ingredientes naturales: pimentón, la cúrcuma y achiote. En su sitio Web Kraft dice colores sintéticos no son perjudiciales, y que su motivación para eliminarlos es porque los consumidores quieren más alimentos sin colorantes artificiales.
 
Más en:
 
http://goo.gl/gDn87U