Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Nutrición: ¡Cuidado con el exceso de hierro!

En la revista Arch. Pediatr. Adolesc. Med.  se alerta sobre este tema. La mayoría de las fórmulas infantiles y leches maternizadas que toman los bebés están fortificadas con hierro (contenidos equivalentes a unos 12 mg/L). Una investigación realizada sobre 473 niños ha analizado el coeficiente de inteligencia, habilidades matemáticas, memoria espacial y funcionamiento visual y motor de los niños al alcanzar los 10 años de edad. Los resultados, en general fueron peores para aquellos que cuando eran bebés ingirieron más cantidad de hierro. Los autores indican que el suministro de hierro debe ser el adecuado, ni poco ni mucho, pero que el exceso de hierro puede ser más perjudicial para los niños que de por sí ya posean de un modo natural altos valores de hemoglobina. Desafortunadamente la investigación no incluye como grupo control de niños alimentados maternalmente. Hace falta investigar más al respecto. En todo caso es un toque de atención para evitar excesos.

Más en:

http://pediatrics.jwatch.org/cgi/content/full/2011/1207/1?q=topic_nutrition