Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Células patentadas

Ante la discusión entablada actualmente en la Oficina Europea de Patentes sobre la posibilidad de patentar lo vivo, cabe recordar el caso de John Moore, de Seattle, USA

Ante la discusión entablada actualmente en la Oficina Europea de Patentes sobre la posibilidad de patentar lo vivo, cabe recordar el caso de John Moore, de Seattle, USA, un enfermo curado de leucemia que durante años fue sometido a extracciones celulares para obtener líneas celulares de gran valor a partir de su bazoextirpado o de su sangre, ya que sus células producían unos anticuerpos únicos, de gran interés, por lo que fueron patentadas por la Universidad de California y sometidas a explotación comercial esperando que en 1990 su mercado alcance varios millones de dólares. Enterado Mr. Moore del uso no autorizado de sus células entabló y ganó una acción legal en defensa de sus células.