Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

El invierno de la investigación en España

Mateo Valero es uno de los científicos españoles que posee un mayor reconocimiento internacional. Dirige el Centro Nacional de Supercomputación (CNS), en Barcelona, que gestiona el superordenador MareNostrum, uno de los más potentes europeos. La misión del CNS es la de investigar, desarrollar y gestionar tecnología de la información para facilitar el progreso científico, con especial dedicación a las áreas tales como Ciencias de la computación, vida, Ciencias de la tierra y aplicaciones computacionales en Ciencia e ingeniería

El invierno de la investigación en España
Mateo Valero es uno de los científicos españoles que posee un mayor reconocimiento internacional. Dirige el Centro Nacional de Supercomputación (CNS), en Barcelona, que gestiona el superordenador MareNostrum, uno de los más potentes europeos. La misión del CNS es la de investigar, desarrollar y gestionar tecnología de la información para facilitar el progreso científico, con especial dedicación a las áreas tales como Ciencias de la computación, vida, Ciencias de la tierra y aplicaciones computacionales en Ciencia e ingeniería. Actualmente, el CNS, entre otros, está procesando cantidades ingentes de datos en proyectos europeos como la misión Gaia, que tiene previsto censar mil millones de estrellas o en el Human Brain Project, en el que el superordenador MareNostrum tiene previsto hacer simulaciones de las neuronas cerebrales de gran tamaño a través de dos modelos de programación desarrollados en el CNS.
 
El curriculum científico de Mateo Valero es impresionante con decenas y decenas de premios y distinciones nacionales e internacionales, como el doctorado Honoris Causa de numerosas universidades, el premio Jaime I de Investigación,  el premio de la ACM (Association for Computing)  por su liderazgo en el campo de la computación´´ o el premio Eckert-Mauchly, el más importante del mundo en el campo de la arquitectura de computadores.
 
Por ello, las reflexiones del Dr. Mateo sobre la I+D+i han de tenerse muy en cuenta. Muy recientemente, en una intervención pronunciada en el Foro España celebrado en Madrid ha dicho “Estamos inmersos en una crisis económica muy grave y hay dificultades para mantener el esfuerzo inversor en I+D+i. Si no cambiamos la tendencia, volveremos al invierno de la investigación, un lugar en el que hemos estado mucho tiempo”. Ante asistentes como el ministro de Defensa, Pedro Morenés y la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, Mateo Valero ha instado a consolidar el sistema público de I+D+i para salir de la crisis y a que España produzca ideas y las aplique. Si no, ha dicho, “seremos un centro de investigación gratis para otros países”.
 
Tristemente, las cifras objetivas confirman las palabras de nuestro gran científico. En la tabla siguiente, obtenida de diferentes fuentes seguras, se puede comparar la situación española respecto a los países europeos semejantes al nuestro, respecto a los de la zona euro en su conjunto así como con otros de interés, como Corea del Sur, China o Japón.
 
Unas conclusiones parecen claras:
 
El número de publicaciones científicas de calidad anuales en España es de 0,50 por millón de habitantes y la de la Zona euro  es de 0,53 miles por millón habitantes, con la particularidad de que TODOS los países que superan a España poseen un mayor porcentaje PIB en inversión I+D+i. Por tanto, NO ESTAMOS CIENTÍFICAMENTE MAL EN CUANTO A PRODUCTIVIDAD.
 
El porcentaje de PIB dedicado para I+D+i en la Eurozona es 2,14 y en España es 1,30 conla particularidad de que ha bajado en los últimos años. Solo Italia invierte aproximadamente lo mismo, es decir,  LOS RECURSOS QUE INVERTIMOS SON MUY ESCASOS PARA LOS ACEPTABLES RESULTADOS OBTENIDOS
El número de Investigadores y técnicos a jornada completa por millón de habitantes en la Eurozona es de unos 4.700, mientras que en España es de 3.900. Prácticamente todos los países nos superan, incluso Portugal, es decir,  LOS RECURSOS QUE INVERTIMOS SON MUY ESCASOS PARA LOS ACEPTABLES RESULTADOS OBTENIDOS
En cuanto a exportaciones de alta tecnología, expresadas en millones dólares por habitante, la cifra en la Zona euro es de 1,47 y en España: 0,28. Estamos a la cola. Solo Portugal está peor. A destacar Suiza con 6,17.La conclusión sería la de que NUESTRA CIENCIA NO SE TRADUCE EN RESULTADOS EXPORTABLES.
España necesita una mayor masa crítica de investigadores y de medios. Más becas pre y posdoctorales, más contratos de investigación. Sin ello, el futro, tal como predice el Dr. Mateo Valero, será el de un invierno investigador.
 Más en:
 
http://www.bsc.es/