Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La Europa de los jóvenes

Lenta, pero incesantemente, caminan los países europeos - y de un modo especial los 12 actualmente encuadrados dentro de la Comunidad Europea - hacia el objetivo de una total integración, fomentada para los jóvenes con mensajes tales como "participar hoy en intercambios de jóvenes es preparar ya la Europa del mañana"

Lenta, pero incesantemente, caminan los países europeos - y de un modo especial los 12 actualmente encuadrados dentro de la Comunidad Europea - hacia el objetivo de una total integración, fomentada para los jóvenes con mensajes tales como "participar hoy en intercambios de jóvenes es preparar ya la Europa del mañana".
 
El número de jóvenes (15-24 años) en la Comunidad Europea supera ampliamente los cincuenta y dos millones, de los cuales España aporta más de seis millones y medio. Unos tres millones de los jóvenes europeos están siguiendo programas educativos y formativos denominados de un modo global como de segundo grado y, de ellos, cerca de un 15% pertenecen a nuestro país, porcentaje sólo superado ligeramente por Francia, Italia y el Reino Unido. En cuanto a Enseñanza Superior para un total de más de seis millones y medio de estudiantes, el porcentaje español, 14,6%, tan sólo se ve superado ampliamente por la ex-Alemania Occidental (con más del 23%); Francia (19,8%) e Italia 07,3%).
 
Dado que tanto la educación como la formación han de jugar un papel central en el desarrollo de la Comunidad, no es de extrañar que existan diversos programas destinados a estimular la participación de los jóvenes a través de incentivos educativos, formativos, de intercambio, etc., con la idea fundamental de que la Comunidad potencie sus propios recursos humanos, capacidades, creatividad y diversidad de talentos.
 
Como en todos los aspectos relacionados con la Comunidad Europea, en este de los programas para jóvenes, la selva de siglas es amplia y la tramitación de las peticiones a veces es demasiado compleja y burocratizada, pero los europeos debemos ir familiarizándonos con ello y conocer las posibilidades existentes.
 
ERASMUS es quizás el programa más conocido por su divulgación y extensión. Persigue estimular la movilidad de los estudiantes y la cooperación en el campo de la enseñanza superior, proporcionando a tal fin ayudas financieras a las universidades o centros superiores, a los estudiantes (viajes y ayuda para gastos y preparación lingüística) y a personal universitario (viajes y estancias de profesores para proyectos cooperativos). Como consecuencia del funcionamiento del ERASMUS, desde 1987 se está progresando bastante en el reconocimiento de los estudios parciales realizados en otros países, así como se exonera a los estudiantes de las tasas académicas ya pagadas en el otro país.
 
COMETT es un programa comunitario de educación y formación en el campo de las tecnologías que acoge cuatro secciones diversas: 1. Creación de Asociaciones Universidad-Empresa para reforzar su cooperación en tecnologías avanzadas; 2. Intercambios transaccionales con licenciados haciendo prácticas o intercambios en otros países; 3. Estímulo de actividades transaccionales entre universidades y empresas respecto a cursos, proyectos pilotos y acciones formativas; 4. Medidas complementarias, tales como visitas preparatorias.
 
LENGUA promueve específicamente el conocimiento de los idiomas comunitarios, con acciones dirigidas a profesores de lenguas extranjeras, así como al intercambio de alumnos que cursen enseñanzas especializadas.
INTERCAMBIO DE JOVENES TRABAJADORES y JUVENTUD CON EUROPA son los nombres de dos programas de intercambio. El primero tiene como destinatario a jóvenes de 18 a 28 años, con formación profesional no universitaria e intercambios de corta o larga duración. El segundo programa destinado a jóvenes de 15 a 25 años pretende que los mismos profundicen en el aprendizaje de los componentes sociales y culturales de los países y sociedades europeas en plena evolución.
 
EURYDICE y ARION son los programas concretos para incrementar la cooperación en el campo de la educación. EURYDICE persigue mantener actualizada y coordinada una completa red de información sobre educación y política educativa en los países de la Comunidad Europea. ARION pretende mejorar el conocimiento de los respectivos sistemas educativos a través de intercambios de gestores y profesionales educativos.
 
PETRA es un programa que finalizará en 1993, y cuyo fin es mejorar la formación profesional de los jóvenes, así como su preparación para la vida adulta profesional, integrando una red europea de más de 150 proyectos de iniciativas de formación, así como subvencionando actividades en tales aspectos y fomentando la cooperación transnacional en investigaciones sobre materias de formación profesional.
 
EUROTECNET pretende desarrollar la formación profesional en las nuevas tecnologías y, tras una primera parte ya finalizada, la segunda fase del programa (1990-1994) está comenzando con variadas acciones, entre las cuales figura una red de más de un centenar de proyectos innovadores formativos, así como una base de datos muy completa sobre estos temas.
 
CEDEPOP, más que un programa es un organismo localizado en Berlín, destinado también a promover el desarrollo de la formación profesional mediante la información, la investigación y la concertación entre los interlocutores sociales.
 
IRIS pretende alcanzar la igualdad de oportunidades y apoyar la formación profesional de las mujeres, mediante una red comunitaria de programas y proyectos que se auspician a través de visitas de intercambio, seminarios y reuniones, base de datos, boletín informativo, etc.
 
Aparte de los programas citados existen también otras actividades que se encuadran en otras acciones diferentes, pero que también potencian la educación y la formación, entre ellas las dirigidas al reconocimiento académico y profesional de títulos, al establecimiento de un programa de fomento de la formación profesional continuada, o las acciones formativas del Fondo Social Europeo, la escolarización de hijos de emigrantes, etc. La información sobre todos los programas comunitarios relacionados con los jóvenes se puede obtener no sólo en Bruselas, sino en diferentes servicios de las Comunidades Autónomas, centros de información juveniles y en todas las Universidades españolas.