Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Treinta años de divulgación

Sigmund Freud decía: «No, la ciencia no es una ilusión, pero sería una ilusión creer que podríamos encontrar en otra parte lo que ella no puede darnos». La ciencia ocupa un lugar primordial en la actividad humana. Sus logros y desarrollos afectan todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, de nuestra salud, y se extrapolan al futuro de nuestro planeta e, incluso, a nuestro entorno espacial

Treinta años de divulgación
::Alex
Sigmund Freud decía: «No, la ciencia no es una ilusión, pero sería una ilusión creer que podríamos encontrar en otra parte lo que ella no puede darnos». La ciencia ocupa un lugar primordial en la actividad humana. Sus logros y desarrollos afectan todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, de nuestra salud, y se extrapolan al futuro de nuestro planeta e, incluso, a nuestro entorno espacial. Su relevancia viene confirmada por el hecho de que más del 90% de todos los científicos que han existido en la humanidad aún permanecen vivos. La ciencia posee un lugar de privilegio en la cultura del hombre actual y el interés del ciudadano por la misma es muy alto aunque, frecuentemente, exista cierta divergencia entre los términos interés y conocimientos.  Por ello, no puede existir Cultura sin ciencia, pero como el lenguaje científico a veces es demasiado profesional y específico se hace necesaria la divulgación científica.
Inicios
Mi profesión de científico me ha permitido vivir y disfrutar muy próximamente del vertiginoso desarrollo de la ciencia moderna en algunas de las ramas con mayor crecimiento. Desde mi punto de vista, la ciencia conforma una parte esencial de nuestra cultura y por ello, para mí, las lagunas respecto a su conocimiento que tiene un ciudadano normal y las que posee un científico, por destacado que sea, que solo se dedica a cultivar su parcela de conocimiento, son parecidas. En la actualidad, una persona culta, necesariamente debe conocer por dónde discurren los vericuetos de los principales saberes científicos. Y, aunque existan profundos y sesudos tratados sobre ello, pienso que fue André Maurois, en su 'Tierra prometida', quien con pocas pero bellas palabras, definió exactamente la situación: «¿La Ciencia? ¿Qué es, después de todo, sino una larga y sistemática curiosidad?».
Como curioso y como científico siempre me había planteado la necesidad personal de lograr entender y dar a entender lo que estaba sucediendo cada día en las tan diferentes facetas que constituyen la ciencia. La labor divulgadora científica, que hoy está muy considerada, hace treinta años se creía inadecuada e impropia entre los profesores universitarios españoles. Por ello, algunos intentos al respecto que realicé en el periódico 'La Verdad' durante las décadas de los 70 y 80 del pasado siglo se amparaban en seudónimos. Ejemplos: 'Un hito en la investigación genética: el aislamiento de un gen humano' (1979, Bios) o 'Ingeniería de las trufas"'(1989, Manuel Moratalla).
En 1989, a petición de Pepe García Martínez, gran periodista, por aquel entonces subdirector de 'La Verdad', que aún continúa deleitándonos con su vigor y lucidez habituales, el periódico me encargó la elaboración de una página semanal de divulgación científica, actualmente incluida en el suplemento sabatino Ababol consistente en un artículo principal y unas pequeñas noticias científicas. Desde entonces han transcurrido casi 25 años acudiendo a la cita semanal con los lectores.
La intención del periódico y la mía eran que se tratasen temas científicos de interés general y novedosos, procurando hacerlo de un modo serio compatible con la necesaria comprensión por parte del lector medio de periódicos, dentro del propósito general de destacar el importante valor del hecho científico en nuestra sociedad.  
El resultado ha sido unos 1.000 artículos de divulgación científica y casi 2.500 noticias científicas cortas, publicados en el periódico 'La Verdad', en los últimos 24 años, que están clasificados y son consultables en el canal de Internet Ciencia y Salud del periódico, cubriendo una temática general agrupada en los siguientes diez epígrafes: 1. La ciencia (ciencia y sociedad; ciencia en el mundo; ciencia actual); 2. El Universo (qué; cómo; investigación espacial); 3. El pasado y la ciencia (La hominización; personajes; historias); 4. El medio ambiente y la vida saludable (clima y fenómenos naturales; energía; medio ambiente; vida saludable); 5. La alimentación (nutrición y ciencia; alimentos y tecnología; nutrientes y complementos; obesidad; alimentación, salud y enfermedad); 6. Las ciencias básicas (matemáticas; físicas; químicas); 7. Las tecnologías (comunicación e informática; otras); 8. Las biociencias (biología vegetal; animal; humana; molecular y celular; evolución y genética); 9. La medicina (virus y bacterias; neuromedicina y enfermedades genéticas; cáncer y trasplantes; terapias; fraudes) y 10. La genética molecular y la biotecnología (consecuencias del proyecto genoma humano; terapia génica; clonaciones, células precursoras y neoórganos; aplicaciones biotecnológicas). 
Y el reconocimiento externo se materializó en forma de dos premios nacionales de divulgación científica: el de la Fundación Danone de divulgación en alimentación y el primer premio concedido por COSCE, la confederación española de sociedades científicas, que agrupa a las principales científicas y médicas de nuestro país.
Intentando reflejar la aceleración de la velocidad de consecución de nuevos conocimientos, en este tiempo y esta esta sección los lectores de 'La Verdad' han podido conocer (escogiendo un ejemplo por año) temas tan variados como los siguientes: 'El inicio de la terapia génica' (1989), 'La apasionante historia del Big-Bang' (1990), 'Cáncer, dieta y antioxidantes' (1991), 'España ni en tercera división' (1992), 'Champagne francés por bosones' (1993), 'Leyes y genes' (1994), '¿Quo vadis, Universidad?' (1995), '¿Se aproxima el fin del mundo' (1996), 'Adán era africano' (1997), 'Bacterias contra las minas terrestres' (1998), '¿Somos lo que comimos?' (1999), 'Adiós al Santo Grial' (2000), …'¡Y la luz se hizo!' (2001), 'Escándalos futbolísticos' (2002), '¿Podemos heredar algunos caracteres adquiridos?' (2003), 'Como apilar bien las naranjas' (2004), '¿Existen dietas anti cáncer?' (2005), 'La materia oscur'a (2006), 'Aroma de rosas para mejorar la memoria' (2007), 'No al bronceado ultravioleta' (2008), 'España, otro 'pisotón'' (2009), 'El coche volador' (2010), 'El lado oscuro de las células madre' (2012), 'La red capitalista que gobierna el mundo' (2011),' Tutankamon, monoteísmo y epilepsia del lóbulo temporal' (2012), 'Genes, efecto placebo, ¿homeopatía?' (2013).
 Clima, energía
Hace poco tiempo Luis del Olmo, el gran profesional de la radio española se despedía definitivamente de su labor radiofónica indicando que detectaba que había llegado el momento adecuado. Todas las tareas humanas tienen un inicio y un final. Y, a mí, también, este me parece un buen momento para finalizar esta labor de divulgación científica con la que me he entretenido, divertido y aprendido en las últimas décadas. Y al llegar a este punto solo encuentro sentimientos de gratitud y satisfacción. Una gratitud inmensa al periódico 'La Verdad' y a todos sus integrantes que siempre me acogieron como uno más y cuidaron estas páginas con esmero durante tantos años. El gran profesional que es el actual director de La Verdad me ha expresado su pesar por mi decisión, pero mis razones son simplemente de coherencia personal con el resto de mi vida, tratar de finalizar mis actividades sin esperar al agotamiento de las mismas. Yo estoy seguro de que el compromiso del periódico con la ciencia y la divulgación científica van a continuar y a intensificarse, si cabe, aún con mayor brillantez. M colaboración para lograrlo será incondicional.
Y a los lectores, de todo corazón, mi agradecimiento por su interés constante por las páginas escritas y por el canal de Ciencia y Salud. Sus comentarios y sugerencias han sido de gran valor para mí. Y han sido la justificación para que haya podido aprender tanto y divertirme tanto durante estos años. Muchas gracias y adiós a todos. De un modo menos periódico que hasta ahora me seguirán teniendo a su disposición en mi blog de Ciencia y salud en 'La Verdad'. 
·Más información en:  http://blogs.laverdad.es/jalozate/