Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

El decálogo de mitos sobre los OGM-II

Mito 6: Los Organismos genéticamente modificados (OGM) han causado un incremento de suicidios entre los agricultores de la India.

El decálogo de mitos sobre los OGM-II
Mito 6: Los Organismos genéticamente modificados (OGM) han causado un incremento de suicidios entre los agricultores de la India.
 
Los activistas anti-OGM han aireado la cifra de unos 250.000 suicidios como consecuencia de la
 
introducción del algodón Bt en la India, con tasas de adopción de cerca de 90% en poco más de una década. Según los expertos ello es falso, sin negar con ello la existencia histórica de una elevada tasa de suicidios entre los agricultores, sobre todo tras grandes lluvias o inundaciones. Pero las verdaderas causas parecen radicar en su endeudamiento simultáneo a la falta de una red eficaz de seguridad a nivel estatal
 
Mito 7: Los OGM no se someten a pruebas rigurosas
 
La realidad es que los productos biotecnológicos relacionados con alimentos se ponen a prueba más a fondo que casi cualquier otro tipo de alimento. Desde luego, mucho más que las miles de especies de plantas y hongos que han evolucionado naturalmente y que no pasan por ningún régimen de pruebas para el consumo humano seguro, provocando ocasionalmente la muerte muchas personas en el mundo debido a sus niveles de tóxicos desconocidos. Se han publicado ya casi 2.000 estudios que confirman la seguridad de los alimentos transgénicos. Se pueden consultar en el  Genetic Engineering Risk Atlas database, aparte de un reciente  meta-análisis de 10 años de cultivos genéticamente modificados, compilado por investigadores italianos independientes: http://goo.gl/ePDlJa
 
Mito 8: Los OGM causan tumores de crecimiento en ratas de laboratorio
 
El mito tuvo su origen en un estudio muy criticado del genetista y activista francés Gilles-Éric Séralini, que fue previamente revisado y rechazado por diversas revistas científicas acreditadas y fue finalmente publicado un año después en una revista de bajo impacto, sin revisión por pares, que cobra por la publicación. El error principal fue la elección de la especie de rata de laboratorio, muy propensa en si misma a los tumores, por lo que más del 80% mueren de ello, con independencia de otras intervenciones. Como era de esperar, la mayoría de las ratas divididas en diferentes lotes, murieron al final del estudio de tres años, debido a que el punto final coincidió con el período de vida de la rata de tres años. El examen adecuado del estudio no demuestra ninguna relación entre el consumo de maíz transgénico y un incremento de mortalidad.
 
Mito 9: Los OGM favorecen una mayor dependencia de los plaguicidas peligrosos
 
No es cierto. La realidad contrastada entre los años 1966 y 2011 muestra una reducción sustancial de pesticidas en todo el mundo.  El caso del maíz Bt es significativo. En los países menos desarrollados, ciertas micotoxinas son contaminantes significativos de los alimentos y numerosas sustancias químicas tóxicas y cancerígenas son producidos como metabolitos secundarios de los hongos que colonizan los cultivos. La adopción del maíz Bt, en virtud de su reducción de micotoxinas, puede incluso mejorar la salud humana y animal.
 
Mito 10: Los cultivos transgénicos no son de ninguna ayuda para luchar contra el hambre en el mundo
 
Evidentemente no parece evidente la existencia de ninguna receta milagrosa para lograrlo, pero ayuda a mitigarla todas las medidas que se consiguen con los OGM: mayor facilidad de cultivo de alimentos, incremento de los ingresos de los agricultores, aumentar sus ingresos de loa agricultores, aumentar sus rendimientos, mitigar los problemas de plagas mediante la resistencia a los patógenos, etc.
 
Conclusión: no sólo no es condenable, sino aplaudible establecer los adecuados principios de precaución ante cualquier nueva tecnología. La vigilancia debe ser constante, pero hasta la fecha no existen razones coherentes para exigir una prohibición categórica de la experimentación de o introducción de plantas y animales transgénicos. En algún sentido, las posturas anti-OGM tienen similitudes con los movimientos en contra de la vacunación o contra la introducción de la electricidad en los hogares, basados en dar mayor credibilidad a los temores sin fundamento de lo desconocido que a la experiencia científica con credenciales.
 
Como se indica en el meta-análisis científico antes citado, la tecnología para producir plantas genéticamente modificados (OGM) está celebrando su 30 aniversario y uno de los principales logros ha sido el desarrollo de los cultivos transgénicos. La seguridad de los cultivos transgénicos es crucial para su adopción y ha sido objeto de intenso trabajo de investigación que a menudo ha sido ignorado en el debate público.
 
Se ha revisado la literatura científica sobre la seguridad de los cultivos GM durante los últimos 10 años, construyendo una lista clasificada y manejable de los artículos científicos publicados, y analizando su distribución y composición. Se seleccionaron los trabajos originales de investigación, opiniones, dictámenes e informes pertinentes sobre todas las cuestiones importantes que surgieron en el debate sobre los cultivos transgénicos, tratando de aclarar el consenso científico que ha ido madurando desde que las plantas GM han sido ampliamente cultivadas en todo el mundo.
 
En la investigación científica llevada a cabo hasta el momento no se ha detectado ningún riesgo directo o indirecto.
 
Por ello, una mejora en la eficacia de la comunicación científica podría tener un impacto significativo en el futuro de los productos agrícolas GM.
 
La colección de registros científicos está disponible para los investigadores, comunicadores y docentes de todos los niveles para ayudar a crear una percepción pública equilibrada informado sobre la importante cuestión de la utilización de los OGM en la agricultura (http://goo.gl/ePDlJa)
 
Más en:
 
https://goo.gl/1tUydL