Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Hormona de crecimiento bovina

La influyente FDA americana, tras nueve años de estudio, acaba de autorizar el uso en explotaciones ganaderas, de la hormona de crecimiento bovina, obtenida por la compañía Monsanto mediante procedimientos de ingeniería genética

La influyente FDA americana, tras nueve años de estudio, acaba de autorizar el uso en explotaciones ganaderas, de la hormona de crecimiento bovina, obtenida por la compañía Monsanto mediante procedimientos de ingeniería genética. Se espera que el uso de la hormona produzca un aumento de rendimientos, incluyendo la producción de leche, superior al 25% de los actuales.